De «cliente número 9» a gurú ético


De «cliente número 9» a gurú ético
Aquel famoso pronunciamiento de F. Scott Fitzgerald sobre la inexistencia de segundos actos en las vidas de los estadounidenses ha quedado una vez más en entredicho con la saga de Eliot Spitzer, el gobernador de Nueva York obligado a dimitir en marzo de 2008 tras salir a la luz su intensa afición al sexo de pago. Ya que en la era post-Clinton, todo político defenestrado disfruta por lo menos de la posibilidad de encaramarse de nuevo a la vida pública americana. Sin problemas de dinero por la fortuna inmobiliaria de su familia, y con la suerte de haber evitado un proceso federal por sus activi...


Posted originally: 2010-02-20 08:48:51

Leer original

De «cliente número 9» a gurú ético