"Creí que iba a morir, pero luego me dije ¡Daniel, levántate!"


"Creí que iba a morir, pero luego me dije ¡Daniel, levántate!"
Daniel Rockhouse, minero de 24 años, cuenta que pensó en su propia muerte cuando el pasado viernes una explosión en una mina de carbón en Nueva Zelanda le sorprendió a dos kilómetros de la superficie. "Escuché un sonido similar a un disparo, pero mucho, mucho más fuerte", ha explicado. "La explosión me levantó del suelo y me lanzó contra la pared, golpeándome la cabeza contra las rocas". Cuando se incorporó, el monóxido de carbono comenzaba a invadir el túnel. "Entré en pánico y comencé a correr, pero no tardé en caer al suelo inconsciente por efecto del gas", ha relatado el joven trabajador, que aún así tuvo fuerzas para levantarse. "Pensé en mi mujer y mis hijos. Creí que iba a morir, pero luego me dije ¡Daniel, levántate!". En su camino hacia la salida se topó con otro compañero, Russel Smith, que se salvó por llegar tarde al trabajo. No obstante, Smith también estaba inconsciente y Rockhouse tuvo que reanimarlo con una bombona de aire comprimido. Vieron la luz a 300 metros de la superficie. "No me he sentido más feliz en mi vida", ha contado Rockhouse. Echaron un vistazo para ver si había señales del resto de sus 29 compañeros, pero no fue así. "Mire a Russel y le dije: creo que nadie más va a venir".



Posted originally: 2010-11-22 01:36:00

Leer original

"Creí que iba a morir, pero luego me dije ¡Daniel, levántate!"