Cuentos para el 8 de marzo, en la pequeña, dulce y marinera…


Cuentos para el 8 de marzo, en la pequeña, dulce y marinera…
    Érase una vez una ciudad “dulce, pequeña y marinera”, llena de flores de colores, losetas resbaladizas de mármol y topiarias en el centro. Una ciudad  que mira al norte para no enfrentarse con un sur que le salpica diariamente a la cara. Una hermosa ciudad donde sólo hay una casa de acogida, que es la misma [...]

 

 

Érase una vez una ciudad “dulce, pequeña y marinera”, llena de flores de colores, losetas resbaladizas de mármol y topiarias en el centro. Una ciudad  que mira al norte para no enfrentarse con un sur que le salpica diariamente a la cara.

Una hermosa ciudad donde sólo hay una casa de acogida, que es la misma que de emergencias para las víctimas de género. Donde en Centro Asesor de la Mujer, que desea convertirse en Instituto,  da cursos para que las mujeres se integren laboralmente.

En esta hermosa ciudad el paro es tan enorme que no notamos la crisis porque vivimos en ella desde hace años, y el paro femenino es  tan brutal que las  y los responsables de políticas de igualdad miran para otro lado.

En la pequeña, dulce y marinera ciudad murieron dos  mujeres trabajando  el año pasado, en el paso del Biutz, aplastadas como insectos ante la avalancha. Y a pesar de las muertes no pararon ni un solo día.

El 80 por ciento de las victimas de género que se atreven a denunciar en la ciudad acaban retirándolas, demostrando así que la ciudad  pequeña, dulce y marinera es un lugar de paz y sosiego después  de recibir  la mujer una paliza.  Tras   denunciar ante los recursos que se les ofrece  prefieren vivir con su agresor en una paz impuesta.

La Ley Integral no se cumple, la casa de acogida hace de asilo de mujeres mientras esperan en un nirvana burocrático pasar el tiempo.

No hay centros de planificación familiar, sólo dos guarderías públicas para conciliar la vida laboral en un ciudad donde la natalidad es la más alta de España…

La pequeña, dulce y marinera ciudad con motivo del 8 de marzo premia a su Alcalde, y lo hace la Asociación de Mujeres Vecinales.

Razones tiene, sin lugar a dudas.

 

 

 



Posted originally: 2010-03-04 23:20:52

Leer original

Cuentos para el 8 de marzo, en la pequeña, dulce y marinera…