Desborda las ganas rojiblancas


Desborda las ganas rojiblancas
Dice la canción que la ciudad colombiana de Santa Marta tiene tren pero no tiene tranvía. Más que un tranvía éste es un tren caribeño que llega puntual a la cita con las urgencias de un grande, como una bendición. Falcao tiene la virtud de llenar hasta la tapa, de desbordarle las ganas al alma rojiblanca, recibido por colas e ilusiones que brotan de la necesidad. Llega con el nueve, el número que Dios manda, y con un discurso cicatrizante que no le pone techo deportivo a este equipo. Su cotización merece estos fastos y el tratamiento de galáctico porque galaxias hay muchas. Falcao puede resultar un Zamorano con más pose y mayor inteligencia táctica. Profesional desde los trece años y curtido entre cancheros argentinos es un tigre insaciable y despiadado con el gol, aguerrido impecable y elegante por haber bebido influencias de Cholo Simeone, Gorosito y Villas-Boas. Con 25 años y firmando cinco de contrato le traspasa al Atlético de Madrid una obligación: disfrutar y corresponder a los que deben ser los mejores años profesionales de su vida deportiva.


Posted originally: 2011-08-23 07:00:00

Leer original

Desborda las ganas rojiblancas