Devolviendo los cascos


Devolviendo los cascos
Uno se da cuenta de que ya se está haciendo algo mayor, cuando cae en la cuenta de que hay cines a los que fue que ya no existen. Pero también esta sensación se da en otros aspectos, como el descubrimiento de que antes había un sistema de reciclaje de vidrio del que nadie se [...]


Uno se da cuenta de que ya se está haciendo algo mayor, cuando cae en la cuenta de que hay cines a los que fue que ya no existen. Pero también esta sensación se da en otros aspectos, como el descubrimiento de que antes había un sistema de reciclaje de vidrio del que nadie se acuerda.

Cuando uno acumulaba cierta cantidad de envases de bebidas en casa, entonces casi todos eran de vidrio, se iba a la pertinente tienda y allí te los ‘compraban’ a un determinado precio por envase. Nunca era mucho, pero existía un incentivo económico para llevarlos. Luego pasamos a la generalización del plástico y la desaparición de este incentivo. Con el tiempo, y con cierta recuperación del vidrio como envase, llegaron los contenedores verdes a nuestras calles para que los ciudadanos pudiéramos reciclar el vidrio sobrante, pero ya sin incentivo económico.

Ahora, cuando uno separa y pone el vidrio en el contenedor verde, está realizando gratuitamente una parte del trabajo de una industria que se dedica y se lucra precisamente con este material. Los vidrios son gestionados, creo, por una empresa pública que los vende a las empresas del sector del envase, pero sin que sepamos cuanto pagan por ellos y cuanto vale la aportación de los ciudadanos al proceso.

Creo que no estaría de más que se recuperase alguna forma de incentivo económico para los ciudadanos, cuando llevan vidrio y/o papel. Así se uniría algo tangible al sentimiento de estar cumpliendo un deber con el planeta y las futuras generaciones, deber que  buena parte de los ciudadanos les trae sin cuidado cuando implica molestias por su parte. No termina de parecerme justo que una parte esencial de esa industria (el que clasifica, almacena en su casa y lleva por sus medios), sea precisamente la única que no percibe ningún rendimiento económico.

Posted in Celtiberia, Economía, Medio Ambiente, Sociedad

Posted originally: 2010-01-07 20:00:57

Leer original

Devolviendo los cascos