"Fue un sacrificio enorme de todos"


"Fue un sacrificio enorme de todos"
Para cuando Nicola Rizzoli, el árbitro, pitó el final del tiempo reglamentario y mandó el partido a la prórroga, el Atlético ya había vivido un episodio más de la larga lista de empates que le habían llevado hasta el partido decisivo. El equipo de Quique Sánchez Flores se presentó en Hamburgo como el primer conjunto que alcanzaba una final continental en los últimos 32 años habiendo ganado tan sólo dos partidos. Igualó el Atlético< cinco veces en su camino, y luego, antes del tanto definitivo de Forlán, ya en la final de Hamburgo, volvió a empatar con el Fulham (1-1 antes de la prórroga). Seis empates le valieron al conjunto madrileño para ganar el título.


Posted originally: 2010-05-13 00:41:00

Leer original

"Fue un sacrificio enorme de todos"