La hipocresía de los integrantes de la coalición Caballas


La hipocresía de los integrantes de la coalición Caballas

La irrupción de la coalición “Caballas” en el panorama político ceutí significó el regreso de la polémica, del enfrentamiento provocado, de la segregación, de la hipocresía y del olvido intencionado de algunas de las decisiones políticas más desafortunadas para los intereses de esta ciudad en nuestra historia democrática, a la actualidad informativa local. Las últimas intervenciones públicas de sus portavoces así lo atestiguan cuando, todos pensábamos que estas aptitudes habían sido erradicadas de la política local desde el mismo momento en el que los ceutíes decidieron retirar su apoyo definitivo al socio de Mohamed Alí en la coalición mencionada desde las elecciones autonómicas de 1999.
Resulta insólito comprobar como esta coalición denuncia la compra de una obra de arte por parte del área de museos, dependiente de la Consejería de Educación, Cultura y Mujer, que se incorporará al patrimonio cultural de la ciudad, por un importe de 37.000€ en una situación de crisis como la actual pero sin embargo, evitan pronunciarse respecto a la aprobación por parte del Gobierno de la nación de una subvención por un importe cercano a los 56.700€ a favor de una asociación marroquí denominada “Centro marroquí para la Memoria Común y el Porvenir”. Asociación organizadora, en las últimas semanas de un seminario en la ciudad de Rabat, que reunió a altas personalidades marroquíes, ex ministros incluidos, donde se perfiló la nueva estrategia para conseguir el objetivo final, las ciudades de Ceuta y Melilla.
Debo señalar, que dicha asociación es reconocida por el activismo marroquí por su lucha constante en la recuperación de la soberanía de estas ciudades. Sus integrantes han participado activamente en los actos de protesta celebrados recientemente en el perímetro fronterizo que separa la ciudad hermana de Melilla de Marruecos. Activistas que han reunido en el seminario mencionado a un importante grupo de personalidades políticas, jurídicas y académicas, que llegaron a la conclusión final de cambiar la estrategia utilizada hasta el momento. A partir de ahora, el objetivo será estrangular económicamente a las ciudades hermanas a través de la creación de un importante polo industrial y económico en la zona fronteriza con ambas, obligando la marcha de sus habitantes por cuestiones obvias.
En definitiva, una vez más, los portavoces de la coalición “Caballas” demuestran abiertamente su hipocresía al denunciar exclusivamente la decisión para ellos “insolidaria” del Ejecutivo local pero, sin embargo guardan silencio absoluto ante una decisión que beneficia económicamente a una asociación marroquí, que reivindica la soberanía sobre las dos ciudades autónomas. Los verdaderos caballas, ceutíes de nacimiento o adopción, de todas las religiones, de todas las culturas enraizadas en nuestros 19 km2 deberíamos exigir a nuestros representantes políticos coherencia en todas sus actuaciones, atajando de una vez por todas aptitudes como las demostradas desde su creación por los máximos dirigentes de la coalición “Caballas”.


Posted originally: 2010-10-13 11:32:35

Leer original

La hipocresía de los integrantes de la coalición Caballas