Un Melilla que dominó desde el inicio el choque en el marcador y juego fue acreedor a la goleada ante el Jumilla (4-0)


Un Melilla que dominó desde el inicio el choque en el marcador y juego fue acreedor a la goleada ante el Jumilla (4-0)
Cuando un equipo juega, como lo hizo el Melilla en la matinal dominical, ya esté el campo mojado, sea un terreno estrecho, haya viento o un huracán, que el triunfo tiene que llegar o lo que deducimos es que cuando anteriormente se han obtenido resultado negativos, ha sido sencillamente porque los deberes no se supieron hacer bien; ante el Jumilla el conjunto local se lució en un partido que tuvo dominado en fútbol y goles casi desde el inicio. Así sí se encontrará el camino que todos deseamos


Posted originally: 2010-10-31 16:04:39

Leer original

Un Melilla que dominó desde el inicio el choque en el marcador y juego fue acreedor a la goleada ante el Jumilla (4-0)