«No quiero diseñar para los críticos de los periódicos»


«No quiero diseñar para los críticos de los periódicos»
Cuando Tom Ford anunció que dejaba el control creativo de Gucci e Yves Saint Laurent, no imaginaba que su decisión sacudiría los cimientos de la moda como lo hizo. El diseñador tejano abandonó repentinamente el conglomerado de lujo Pinault-Printemps-Redoute en 2004, cansado de que su presidente -François-Henri Pinault, el segundo hombre más rico de Francia- se entrometiera en la dirección artística de las colecciones.<MC> Ford fue el artífice de convertir un negocio moribundo que facturaba 230 millones de dólares anuales en una supermarca de 3.000 millones. El golpe fue tal que la revi...


Posted originally: 2011-03-19 09:18:44

Leer original

«No quiero diseñar para los críticos de los periódicos»