Pastore revienta la banca francesa


Pastore revienta la banca francesa
Salió de inicio, en una apuesta del técnico Ángel Cappa, que le veía tan escuchimizado como bueno, que le dio la oportunidad con la camiseta de Talleres ante Defensa y Justicia, en la Nacional B (Segunda División). Quiebros, pases y cintas, puro espectáculo, hasta el punto de que le cosieron a patadas y el futbolista se quedó en el banquillo en el segundo acto, bastante magullado. "¿Cuánto cuesta?", le preguntó Felipe Miñambres, director deportivo del Rayo y amigo de Cappa a la conclusión del encuentro. "¡Pero si no ha jugado ni un partido y ya me lo querés quitar!", le respondió el entrenador, medio en broma medio en serio, harto de que los futbolistas argentinos duren lo que canta un gallo, seducidos y convencidos por el dinero europeo. Javier Pastore (Córdoba, Argentina; 1989), siempre de media punta, se quedó en Talleres y después, también de la mano de Cappa, se marchó a Huracán, donde se destapó en un torneo que se le escapó por dos errores arbitrales en el último encuentro frente a Vélez (un gol anulado que era legal y un tanto en contra, previa falta al portero). "Pastore es uno de esos futbolistas que hacen diabluras con la pelota, que lanzan al equipo y que tienen llegada. Podría dirigir a la selección argentina", apunta Cappa. De momento, dirigirá al PSG, que ha pagado 43 millones de euros al Palermo, la segunda cifra más alta del mercado veraniego tras los 45 millones que el Manchester City depositó en las arcas del Atlético por el también argentino Kun Agüero.



Posted originally: 2011-08-02 22:53:00

Leer original

Pastore revienta la banca francesa