Las penas dictadas por un asesinato antisemita soliviantan a la sociedad judía francesa


Las penas dictadas por un asesinato antisemita soliviantan a la sociedad judía francesa
La comunidad judía en Francia ha manifestado su rabia, su cólera y su decepción tras hacerse públicas el viernes las penas dictadas por el tribunal a los miembros de la denominada "banda de los bárbaros", acusada de secuestrar durante 24 días, torturar y asesinar a un joven judío en 2006. Las protestas no se centran en el incuestionable, histriónico, cruel y maniático líder del grupo, Yousouff Fofana, de 28 años, quien ha sido condenado a perpetuidad: él mismo confesó en el juicio haber rociado con gasolina el cuerpo maniatado de Ilam Halimi, haberle asestado una decena mortal de puñaladas y haberle arrojado, agonizante, a una vía muerta de tren en la localidad cercana a París de Sainte-Geneviève-des-Bois. Tras confesar eso, añadió que se sentía orgulloso. "Los judíos son mis enemigos", gritó.
Las penas dictadas por un asesinato antisemita soliviantan a la sociedad judía francesa