El volcánico Abrines lo eclipsa todo


El volcánico Abrines lo eclipsa todo
El alero de Unicaja, de 18 años, rubrica con 31 puntos la mejor anotación de un jugador nacional en este curso

Algunos fenómenos ensombrecen el trajín consuetudinario y las descarnadas batallas que se libran en la Liga Endesa, abundantes en esta jornada. Pero Álex Abrines levantó el dedo para decir aquí estoy yo. Ya se había intuido su eclosión cuando anotó 15 puntos ante el Lagun Aro el pasado miércoles.

Se advirtió que estábamos ante un jugador excepcional. El pasado verano fue elegido el mejor del Campeonato de Europa sub 18, que ganó España. Ya se habían puesto sobre la pista los cazatalentos, obligados a afinar su olfato dada la precocidad de algunos chavales. En este caso, a más de uno le faltó cintura y decisión. Hace dos años Abrines jugaba en el patio del colegio La Salle y ni siquiera estaba federado. Hijo de un exjugador, Gabriel, llegó a Málaga en el verano de 2010 para ser catado en unas pruebas. Algunos tuvieron que frotarse los ojos ante lo que vieron. “Un chollo”, en palabras del director deportivo del Unicaja, Manolo Rubia.

Aíto García Reneses, que por una u otra razón siempre aparece en la génesis de la última estirpe de grandes jugadores españoles, era por entonces el entrenador del Unicaja. Abrines empezó a jugar con el filial y a entrenarse a veces con el primer equipo.

Esta temporada, el Unicaja atraviesa una terrible crisis, con derrotas constantes, siete en sus últimos ocho partidos de la Liga. Volvió a resbalar ante el Asefa Estudiantes (67-74), que sigue con el agua al cuello, pero al menos se tomó un respiro e hizo valer el estreno de su entrenador, Trifón Poch. Pintan bastos en el Unicaja, que se descuelga al sexto puesto. Ha sido cuando peor está el Unicaja cuando Chus Mateo ha dado más cancha a Abrines. Y el chaval es el que mejor está rindiendo: 31 puntos endosó a Estudiantes. Es la quinta mejor marca anotadora esta temporada y la mejor de un jugador nacional, superando los 28 de Rudy Fernández cuando estaba en el Madrid. A Rudy, mallorquín como él, es precisamente a uno de los jugadores a los que se le compara. Tiene 18 años y siete meses y el tope anotador, a esa edad, lo tenía en la ACB -no hay datos anteriores a 1983- Ricky Rubio con 25. Para que Abrines explotara como lo hizo cuenta con la confianza de su entrenador y sus compañeros, tal como se demostró, ya que le encomendaron el final de uno de cada tres ataques. Respondió con 6/8 en tiros de dos, 6/12 en triples y 1/1 en tiros libres. Maravilloso.

La sensacional actuación de Abrines solapó lo mucho que dio de sí la jornada. El Barcelona Regal cayó en la lona por segunda vez en una semana tras un sensacional partido en el que el Gran Canaria de Pedro Martínez resultó indomable y se sobrepuso a las dos prórrogas forzadas por Navarro (93-90) con sobresaliente para otro chaval, Óscar Alvarado, base de 20 años. El Madrid fue vapuleado en Valencia (83-66). El Lagun Aro, lanzado, poderoso, superó el duelo vasco ante el Caja Laboral (81-73) y se sitúa en la cuarta plaza. El CAI Zaragoza, efervescente, sumó su quinta victoria en los últimos siete partidos, ante el Lucentum Alicante (65-49), con la aportación de Javier Marín, un base de 17 años. Se despabiló el Fiatc Joventut con su cuarto triunfo seguido, en la pista del Banca Cívica (73-77). Todo lo eclipsó Abrines, la última perla del baloncesto español.


Posted originally: 2012-03-12 05:32:07

Leer original

El volcánico Abrines lo eclipsa todo