Adela Nieto participa en el Consejo de Sanidad que aprueba el plan contra la obesidad infantil


Adela Nieto participa en el Consejo de Sanidad que aprueba el plan contra la obesidad infantil

-La obesidad es cada vez más común en niños de tres a cinco años

-El Plan de Salud de la Consejería cuenta con un programa específico

El Ministerio de Sanidad y las Autonomías han aprobado un documento para restringir la venta en los colegios de bollería, chucherías, tentempiés y refrescos para combatir la obesidad y el sobrepeso, que afecta a uno de cada cuatro niños en España. Así se desprende de un documento de consenso sobre la alimentación en los centros educativos elaborado por el departamento que dirige Trinidad Jiménez y que se ha analizado en el Consejo Interterritorial de Salud celebrado en Madrid esta tarde y al que ha asistido la consejera de Sanidad y Consumo del Gobierno ceutí, Adela Nieto.

“Hemos apoyado este documento por pura coherencia porque es evidente que el sobrepeso hay que combatirlo desde la edad escolar”, ha manifestado tras la reunión la representante de Ceuta en este foro. Nieto ha agregado que es fundamental que los padres tomen conciencia de “un problema de enormes dimensiones” y ha insistido en la necesidad de que los niños no consuman alimentos “poco saludables”. En este sentido ha indicado que “¿de qué sirve que en el comedor los niños consuman una dieta equilibrada si después los padres no vigilan en casa la ingesta de alimentos nada recomendables?”.

Por tanto la consejera de Sanidad ha querido dirigirse a los padres para que eduquen a sus hijos “en la salud física a base de ejercicio y evitando el sedentarismo. La familia en este caso es fundamental”, ha aseverado. El documento de consenso desarrolla la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición, que se aprobará este año. Plantea prohibir "la venta de alimentos con un alto contenido en ácidos grasos saturados, ácidos grasos trans, sal y azúcares sencillos, ya sea mediante máquinas expendedoras o en comedores, bares o locales similares situados en el interior de los centros escolares". No obstante, este texto podrá recibir las aportaciones de los agentes implicados antes de su tramitación parlamentaria, por lo que podría sufrir variaciones, según las fuentes. Los escolares solo podrán adquirir agua, lácteos y zumos que no abusen del azúcar; cereales; frutos secos no fritos; sándwiches; bocadillos o productos de panadería, incluidos los bollos, si se ajustan a los límites en grasas que establezca la ley.

El documento propone erradicar los productos prohibidos de los centros de Educación Infantil, Primaria y Especial, junto con su publicidad en los de Educación Secundaria para evitar el "efecto inductor" que invita a los adolescentes a consumir estos productos inapropiados para su salud. Las prohibiciones "se podrán aplicar solo a los productos envasados" que se distribuyan en los puntos de venta y será la persona o empresa responsable de las máquinas expendedoras, cantinas y quioscos los que comprueben que se cumplen estos criterios. Para ello, tendrán que supervisar el etiquetado nutricional o exigir esta información a las "empresas, fabricantes o distribuidoras".

La Consejería de Sanidad ha recordado que el Plan de Salud de Ceuta desarrolla dentro de sus objetivos principales un programa destinado a disminuir la prevalencia del sobrepeso y la obesidad, dado que en la Encuesta de Salud efectuada en Ceuta en el año 2005 se detectaron unas cifras elevadas, con un 35.3% de los ceutíes con sobrepeso, y un 19.5% con obesidad, que el 2.3% de los casos es mórbida. Para llevar a efecto el programa se constituyó en 2009 un grupo de trabajo, en el cual participan profesionales de la Consejería de Sanidad y Consumo, del INGESA, del Ministerio de Educación y la Facultad de Humanidades de Ceuta.

Entre los objetivos específicos, destacan el desarrollo de actuaciones para la educación de la salud, dirigidas a fomentar la alimentación equilibrada, la actividad física adecuada y otros hábitos de vida saludables; realizar campañas informativas de los beneficios de la pérdida de peso sobre los factores de riesgo asociados al sobrepeso y la obesidad o promover la prevención de la obesidad a través de la educación sanitaria.

Adela Nieto participa en el Consejo de Sanidad que aprueba el plan contra la obesidad infantil