EN CASA DESDE LAS 22.00 HORAS

El repunte de la pandemia impedirá hacer los últimos rezos en las mezquitas al menos hasta el 25 de abril

El repunte de la pandemia impedirá hacer los últimos rezos en las mezquitas al menos hasta el 25 de abril
Mezquita de Muley El Mehdi interior
Imagen de recurso.
El Gobierno de la Ciudad ha confirmado este jueves que el toque de queda nocturno comenzará desde el domingo a las 22.00 horas, lo que hace inviable acudir a los templos para las oraciones de Isha y Tarawih. Los representantes de la comunidad musulmana "entienden" la decisión y esperan que pueda flexibilizarse en dos semanas.

El Gobierno de Ceuta ha confirmado este jueves a los representantes de la comunidad musulmana que desde el domingo y durante un mínimo de dos semanas el horario del toque de queda nocturno se extenderá de 22.00 a 6.00 horas, lo que impedirá acudir a las mezquitas para los rezos de Isha y Tarawih al menos en los primeros días de Ramadán, que comienza la próxima semana.

La decisión se ha adoptado a la vista de la “gravedad” de la situación epidemiológica en la ciudad, que empeora día tras día en una evolución que los especialistas prevén que todavía siga agravándose.

El presidente de la Delegación de la Comisión Islámica de España (CIE), Hamido Mohamed, ha asegurado “entender” la posición de las autoridades sanitarias y ha “asumido” la decisión.

“Parece que el nuevo decreto estará vigente hasta el 25 de abril y entonces se evaluará de nuevo la coyuntura epidemiológica para decidir si el inicio del toque de queda pudiera retrasarse para poder celebrar durante el resto de Ramadán en las mezquitas los rezos de Isha y Tarawih con las limitaciones que se puedan establecer en cuanto a aforo”, ha avanzado.

Actualmente y desde la declaración del segundo estado de alarma en los espacios religiosos no pueden reunirse en ningún caso más de 75 personas y no es posible sobrepasar un tercio de su aforo máximo.

Mohamed trasladará a todas las entidades religiosas islámicas esta situación, en virtud de la cual los templos musulmanes podrán acoger el rezo de Maghrib antes del ocaso y de la ruptura del ayuno al filo de las 21.00 horas, para cerrar acto seguido hasta las 6.00 del día siguiente. Las últimas oraciones del día se pueden hacer en casa, según la jurisprudencia islámica, en este tipo de situaciones extraordinarias.

Marruecos también ha ampliado las restricciones de actividad y movilidad social con motivo del próximo inicio de Ramadán y su toque de queda nocturno irá de 20.00 a 6.00 horas.

El repunte de la pandemia impedirá hacer los últimos rezos en las mezquitas al menos hasta el 25 de abril