Ceuta no aportó ni un solo donante de órganos durante todo el año pasado


Ceuta no aportó ni un solo donante de órganos durante todo el año pasado

- En 2009 la ciudad contabilizó una donación, lo que la dejó igualmente como la región española con menor media por cada millón de habitantes (12,5)

- España lideró el ejercicio pasado, como viene haciendo desde hace 19, las estadísticas mundiales de donaciones y trasplantes

España confirmó en 2010, un año más, su liderazgo en materia de donación y trasplantes, tal y como viene haciendo de forma ininterrumpida desde hace 19 años, aunque Ceuta no aportó ni un solo donante durante todo el ejercicio pasado, según ha informado este martes la Delegación del Gobierno a través de una nota de prensa.

Los datos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) reflejan que en nuestro país se registraron el pasado año un total de 1.502 donantes de órganos, lo que sitúa la tasa de donación en 32.0 donantes por millón de personas (p.m.p., frente a los 34,4 en 2009). Estas cifras han permitido realizar un total de 3.773 trasplantes. De ellos, 2.225 son de riñón, 971 de hígado, 235 de corazón, 243 de pulmón, 94 de páncreas y 5 de intestino. Pese a que ha descendido el número total de donantes y de trasplantes respecto al pasado año, España registra máximos históricos en trasplante pulmonar, en trasplante renal de donante vivo y en aquellos que proceden de donantes en asistolia, de acuerdo con los objetivos de la ONT.

“Seguimos teniendo las cifras de donación más altas del mundo, muy por encima de las de la Unión Europea, Estados Unidos u otras zonas del mundo”, ha asegurado el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, quién ha subrayado el esfuerzo de la ONT, de los profesionales que trabajan en este campo y de los ciudadanos para conseguir que las personas que en España necesiten un trasplante, sean los que más posibilidades tienen de conseguirlo del mundo.

Para Martínez Olmos, la principal causa del descenso en el número de donantes radica “en una disminución de las muertes encefálicas y por tanto de las personas que pueden ser donantes de órganos, tras su fallecimiento en una UVI”. Se trata de una tendencia que la ONT viene observando desde hace un tiempo y cuyas consecuencias se han tratado de compensar con el Plan Estratégico Donación 40, puesto en marcha hace 3 años. Este Plan incluye, entre otras medidas, el fomento de la donación de vivo, de la donación en asistolia (muerte en parada cardiorrespiratoria) y programas dirigidos específicamente a aumentar la cultura de la donación entre los inmigrantes.

En 2009 la ciudad autónoma contabilizó un donante, lo que la situó igualmente como la región con menor número por millón de habitantes (12,5). Por Autonomías, el ranking de donaciones lo encabezan Cantabria, (con 44,1) La Rioja (43,8) País Vasco (42,2) y Castilla y León (40,2) , que superan los 40 donantes p.m.p. En un segundo grupo, con más de 35 donantes p.m.p, se sitúan Canarias (37,5), Asturias ( 37.0) y Madrid (35.8).

Donantes de más edad

Como en años anteriores, el mayor número de donaciones se registra entre las personas mayores. En 2010, el 46,6% de los donantes tiene más de 60 años. También se incrementa en 2 años la edad media del donante, que se sitúa en 56,5, frente a los 54,6 años de media en el año anterior. Con ello, se agudiza la tendencia que se venía observando en años anteriores, según la cual la edad media del donante aumentaba a un ritmo de 1 punto al año.

Asimismo, se normaliza la cultura de la donación entre la población inmigrante, con unos índices similares a los de la población española autóctona. Un total de 139 personas no nacidas en España donaron sus órganos en nuestro país durante 2010, lo que representa el 9,3% del total de donantes, cifra similar a la de años anteriores.

Lea también:

Los imames recibirán formación para fomentar la cultura de la donación de órganos entre sus fieles

Ceuta no aportó ni un solo donante de órganos durante todo el año pasado