PANDEMIA

Ceuta rechaza los indicadores propuestos por Sanidad y reclama que se ajusten a la singularidad de la ciudad

Ceuta rechaza los indicadores propuestos por Sanidad y reclama que se ajusten a la singularidad de la ciudad
Alberto gaitán y Javcier Guerrero
Alberto gaitán y Javier Guerrero en su comparecencia de este viernes

El consejero de Sanidad, Javier Guerrero, ha explicado que su rechazo a los indicadores propuestos por el Ministerio de Sanidad para declarar el confinamiento ante el avance de la pandemia de covid-19 no e se basa en un criterio político sino técnico y reclama que la ciudad autónoma tenga sus propios criterios envase a su singularidad y su alta densidad de población.

Ceuta no rechaza por intereses políticos sino exclusivamente técnicos los indicadores impuestos por el Ministerio de Sanidad para determinar el confinamiento de un territorio ante el avance de la pandemia. El consejero de Sanidad, Javier Guerrero, reclama para Ceuta unos indicadores propios basados en la singularidad de la ciudad autónoma y aboga a que se tengan en cuenta indicadores específicos que valoren entre otros aspectos el número de camas UCI ampliadas y no las existentes antes de la pandemia, el nivel de hospitalización o la densidad población, una de las más altas de España, así como que el máximo de casos esté por encima de los 500 por cada 100.000 habitantes establecido para las grandes ciudades.

“Ceuta tiene una idiosincrasia especial, es una pequeña isla, no podemos basarnos en los tres indicadores propuestos por el Ministerio de los que ya cumplimos dos y supondría el confinamiento de Ceuta”, advierte el consejero de Sanidad, que desvincula su rechazo a intereses políticos, recordando que Cataluña o País Vasco, donde no gobierna el PP, también han rechazado la propuesta del Ministerio de Sanidad.

El responsable de Salud Pública en Ceuta insiste que la solución para la ciudad autónoma pasa porque tenga sus propios indicadores, con la densidad de población y no se tengan en cuenta otros que propone el Ministerio como el número de casos por 1000.000 habitantes, o la positividad ya que en Ceuta no se están realizando pruebas a los casos asintomáticos. “Ceuta debe tener sus propios indicadores para conocer la evolución de la pandemia, no valen indicadores comunes a toda la Península. (…) Esos indicadores son tan difíciles para Ceuta que nos pueden llevar al confinamiento”.

Guerrero, que defiende la lealtad institucional del Gobierno local y la permanente coordinación con Ingesa, ha criticado además no solo el fondo de la resolución del Ministerio de Sanidad, sino también las formas. “Ceuta siempre  ha estado a las órdenes del Ministerio, pero en este caso se presentó un borrador sin haber podido ser valorado por los técnicos de la Consejería de Sanidad”, ha alegado Guerrero, “generalmente los valoran los técnicos y luego pasan al Consejo Interterritorial y no sabemos por qué este borrador lleva el camino contrario”.

“Nos extrañó mucho que al final del Consejo Interterritorial se dijera que era un documento abierto a las propuestas de indicadores (…) pero se ha publicado en el BOE no una orden sino una resolución que ni siquiera viene firmada por el ministro y se puede impugnar”, interpreta  Guerrero.

El consejero de Sanidad ha querido también responder a las críticas del PSOE mandando un mensaje a su secretario general, Manuel Hernández, al que ha reprochado que "no tiene ni idea”: “Los políticos deben alejarse de este tema, siempre ha habido lealtad institucional, pero no podemos poner a Ceuta los pies de los caballos como él quiere”.

Ceuta rechaza los indicadores propuestos por Sanidad y reclama que se ajusten a la singularidad de la ciudad