Los ceutíes empiezan a matarse con el tabaco a los 16 años y piden ayuda para dejarlo a los 46,6


Los ceutíes empiezan a matarse con el tabaco a los 16 años y piden ayuda para dejarlo a los 46,6

- La Consejería de Sanidad anima a los fumadores a utilizar los recursos que la Administración pone a su servicio para abandonar los cigarrillos

- Este domingo se conmemora el Día Mundial Sin Tabaco bajo el lema 'Alto al comercio ilícito de productos de tabaco'

El consejero de Sanidad en funciones, Abdelhakim Abdeselam, y la responsable del Plan Sobre Drogas de la Ciudad, Cleopatra R'Kaina, han visitado este viernes la Unidad de Tabaquismo ubicada en San Amaro para conmemorar por adelantado el Día Mundial Sin Tabaco, que cada 31 de mayo trata de concienciar a la ciudadanía sobre los perjuicios de un hábito que, literalmente, "mata".

Según ha explicado Abdeselam a los medios, los ceutíes empiezan a fumar, de media, a los 16 años, y acuden a los recursos públicos habilitados para ayudarles a dejarlo a los 46,6, cuando ya consumen más de una cajetilla al día. El año pasado se registraron en la Unidad un total de 687 demandas de información y se iniciaron 381 tratamientos, el 60% de mujeres y el 83% de reincidentes.

"Entre el 30% y el 50% tiene éxito la primera vez", ha explicado Abdeselam, quien ha recordado que fumar está directamente relacionado con, entre otras, distintas enfermedades cardiológicas, pulmonares y oncológicas.

Desde 2006 la Ciudad Autónoma ha financiado más de 2.100 tratamientos que incluyen terapias psicológicas y farmacológicas con medicamentos agonistas o antagonistas gratuitos. Además, la Consejería cuenta con una red de un centenar de "corresponsales" que llevan a la sociedad su mensaje contra el tabaco, frente al que también se ha iniciado compañas como 'Horgar Sin Humo' y 'Clase Sin Humo'.

Este año el lema de la jornada es 'Alto al comercio ilícito de productos de tabaco'. Según la OMS, el mercado del tabaco ilícito podría suponer hasta una décima parte de los cigarrillos consumidos en el mundo. No hay que irse muy lejos para comprobarlo: en lo que de año la Guardia Civil se ha incautado en la ciudad autónoma más de 30.000 cajetillas de contrabando.

La epidemia mundial de tabaco mata cada año a casi 6 millones de personas, de las cuales más de 600 000 son no fumadores que mueren por haber respirado humo pasivamente. Si no actuamos, a partir de 2030 la epidemia matará cada año a más de 8 millones de personas. Más del 80% de esas muertes prevenibles se registrarán entre personas que viven en países de ingresos bajos o medianos.

- Contacte con la Unidad de Tabaquismo de la Ciudad Autónoma

Los ceutíes empiezan a matarse con el tabaco a los 16 años y piden ayuda para dejarlo a los 46,6