PANDEMIA

La Ciudad aborda con “prudencia” la reapertura del ocio nocturno y el final de las mascarillas al aire libre

La Ciudad aborda con “prudencia” la reapertura del ocio nocturno y el final de las mascarillas al aire libre
gaitán mascarilla apaisada
gaitán mascarilla apaisada

¿Cuándo podremos librarnos de la mascarilla? Una pregunta que a buen seguro repite varias veces al día. La respuesta no está clara, aunque parece que la fecha, aunque aún difusa, está cada vez más cerca. Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) calcula —la decisión no está en su mano— que que entre finales de junio y julio podremos librarnos de la mascarilla en espacios abiertos, aunque seguirá siendo obligatorio en interiores. Un horizonte que comunidades autónomas como Galicia o Castilla La Manch quieren vincular a la situación epidemiológica de cada territorio, pudiendo regular el uso de las mascarillas sin esperar a la decisión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Este pasado miércoles,  el Consejo Interterritorial daba luz verde a la hoja de ruta hacia la nueva normalidad. Once autónomas han votado a favor y seis en contra de la puesta en marcha de medidas que limitarán las actividades sociales, incluso en valores de nueva normalidad. Actividades entre las que estaría el ocio nocturno. El objetivo para volver realmente a la normalidad pasaría por alcanzar el 70% de la población vacunada. La reapertura estaría condicionada a una incidencia acumulada por debajo de 50 casos o una reapertura con restricciones con una incidencia entre 50 y 150 con "indicadores complementarios en evolución favorable” y con mesas de seis en el interior, sin superar el 50% del aforo, y de 10 en exterior.

En la actualidad, con una incidencia a 14 días de alrededor de 30 casos y un 55% de la población con al menos una vacuna, Ceuta reuniría las condiciones para empezar a pensar en librarse de la mascarilla y reabrir el ocio nocturno. Pero la Ciudad prefiere tomárselo con “prudencia” y cumplir la pie de la letra lo que dictamine el Consejo Interterritorial, zanja Gaitán. “Por parte de la ciudad apoyamos todo lo que entre dentro de unos criterios razonables en la lucha contra la pandemia y si es razonable, tal vez, el quitarse la mascarilla al aire libre, por nuestra parte no tendremos ningún inconveniente, en cualquier caso apelamos a lo que se establezca por parte del Consejo Interterritorial y cumpliremos todo lo que se dictamine”. 

Gaitán entiende que en las condiciones actuales son positivas, con la ciudad en riesgo bajo —salvo la preocupación del brote con más de un centenar de casos entre los menores marroquíes acogidos tras la crisis fronteriza— y más de la población con al menos una dosis de la vacuna, pero apela a la prudencia.

La Ciudad segura a pie juntillas lo que decida el Consejo Interterritorial también en lo que s refiere ala reapertura del ocio nocturno. “En el último decreto ya relajamos mucho la situación de limitaciones dada la evolución favorable que estábamos teniendo en la situación epidemiológica y dimos el otro día nuestro apoyo al texto unificado de actuaciones coordinadas, que están en vigor y lo digo por que una de ellas prohibía el ocio nocturno a todos los niveles, incluido en el nivel uno en el que se encuentra la ciudad. Ese texto unificado, que ha sido actualizado, ya permite en ese nivel uno en el que se encuentra la ciudad el poder abrir el ocio nocturno, por tanto a nosotros eso nos parece favorable, porque nuestra intención es liberar el máximo posible el número de limitaciones. Vamos a ver ese texto porque se modificó sobre la marcha en la última reunión del Consejo interterritorial y debe ser comunicado a las comunidades y ciudades autónomas, veremos cómo está redactado el documento y en nuestro caso veremos las condiciones de poder actualizar el decreto de Sanidad y aplicarlas”.

“Si es verdad que nos preocupan los datos de la situación sanitaria a raíz de la crisis migratoria, aunque también es verdad que los datos no son importantes pero tenemos que ser precavidos y analizar bien la situación y si seguimos estando en los niveles que estamos por parte de esta Consejería de Sanidad intentaremos relajar más las medidas”. Cambios que no solo afectarían al ocio nocturno pero que aún están por precisar. El decreto de Sanidad obtuvo el visto bueno del TSJA el pasado fin de semana y aun le queda otra de vigencia, por lo que el Gobierno apurará antes de tomar una decisión sobre la relajación de restricciones.

Por otra parte, la Ciudad trabaja en la aplicación del pasaporte Covid, que debería entrar en vigor durante el mes de julio y que en el caso de ceuta está ya en fase de pruebas.

La Ciudad aborda con “prudencia” la reapertura del ocio nocturno y el final de las mascarillas al aire libre