CRISIS SANITARIA

La Consejería de Sanidad ya suma 75 positivos de la COVID-19 entre los menores marroquíes acogidos

La Consejería de Sanidad ya suma 75 positivos de la COVID-19 entre los menores marroquíes acogidos
menores
Imagen de archivo.
La crisis migratoria que derivó en humanitaria amenaza con convertirse en sanitaria debido a las condiciones de hacinamiento en las que se acoge a los niños y adolescentes del país vecino, cerca de un millar.

Ceuta no sale del círculo vicioso de la crisis. De la fronteriza a la pandémica y de ahí a la pandémica, a la humanitaria y, ahora, en el peor los casos, a la sanitaria. La Consejería de Sanidad del Ejecutivo local ya ha diagnosticado 75 positivos, la gran mayoría asintomáticos, de la enfermedad del coronavirus entre los cerca de 950 menores marroquíes acogidos tras la avalancha migratoria desatada por el país vecino a mediados de mayo.

A pesar de que estos casos “importados” no se computan, este miércoles la ciudad ha excedido los niveles de nueva normalidad pandémica que había registrado durante los últimos días para pasar a riesgo bajo con una incidencia acumulada de la COVID-19 de 9,58 casos por 100.000 habitantes a siete y catorce días.

Según los datos facilitados este miércoles por el Ejecutivo local, durante las últimas 24 horas se han detectado en la ciudad 17 contagios, 15 de ellos entre la población que entró irregularmente en territorio español entre el 17 y el 19 de mayo.

Tras la crisis migratoria el Gobierno de Ceuta se ha enfrentado a una “crisis humanitaria” que amenaza con derivar en sanitaria por las condiciones en las que, sin infraestructuras disponibles, ha tenido que albergar a cerca de mil niños y adolescentes del país vecino.

Actualmente la administración local los tiene repartidos entre tres naves de los polígonos del Tarajal acondicionadas con literas militares (un total de 333), el polideportivo Santa Amelia (213), el albergue provisional con módulos prefabricados de Piniers (249) y una parte en los bajos de 'La Esperanza'.

Los menores con la enfermedad del coronavirus se han puesto en cuarentena en Piniers y una de las naves del Tarajal, pero las condiciones de hacinamiento en las que se está prestando atención a los niños con la ayuda de oenegés como la Fundación SAMU y Cruz Roja “dificultan” las medidas de aislamiento a la espera de que se concrete el compromiso marroquí de este martes de reagrupar a sus súbditos menores de edad con sus familias.

Fuentes sanitarias han lamentado que la administración local no haya desarrollado protocolos durante los últimos meses para hacer frente a esta coyuntura con el fin de evitar hasta el límite de lo posible el contacto de posibles positivos con otras personas.

Según los datos de la Dirección Territorial del Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA), en el conjunto de la población ceutí, que ronda los 85.000 habitantes, el número de casos activos es de sólo 37, la mitad de los que se acumulan en las infraestructuras habilitadas para la acogida de los recién llegados que ya han sido acogidos por la administración sin contar los “cientos” de menores y adultos que siguen vagando por las calles y durmiendo en campamentos improvisados en las escolleras, barriadas de la periferia y distintas zonas verdes.

La Consejería de Sanidad ya suma 75 positivos de la COVID-19 entre los menores marroquíes acogidos