PLAN DE TRANSICIÓN

La desescalada se desarrollará en cuatro fases hasta finales de junio, el primer paso el 11 de mayo

La desescalada se desarrollará en cuatro fases hasta finales de junio, el primer paso el 11 de mayo
Pedro Sanchez
Pedro Sanchez  

Formentera en Baleares, y La Gomera, La Graciosa y El Hierro en Canarias serán la avanzadilla del "Plan de transición hacia la nueva normalidad", el plan de desescalada de las medidas de confinamiento para frenar la pandemia de la Covid-19. Las cuatro pequeñas islas comenzarán directamente en la fase 1 o fase inicial, en la que estarán permitidas ciertas actividades del pequeño comercio, la apertura de terrazas con limitación de aforo y hoteles. En el resto del país esa fase 1 llegará el 11 de mayo y deberá empezar el 4 de mayo en la fase 0 ó de preparación. Siempre y cuando la situación epidemiológica cumpla con lo previsto y siga en tendencia descendente.  Así lo ha anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una comparecencia televisada tras otro maratoniano Consejo de Ministros, en la que adelantado que, de momento, pedirá esta semana una nueva prórroga del estado de alarma

La movilidad interprovincial estará prohibida salvo las excepciones que imperaban hasta ahora. El uso de la mascarilla estará “altamente recomendado” en todas las fases y también en la “nueva normalidad”

Según ha desgranado Sánchez, tras el periodo de preparación en el que ya estamos inmersos, serán tres fases que tendrán una duración mínima cada una de dos semanas. Sánchez ha subrayado que el plan se aplicará a nivel de provincias o islas y la movilidad interprovincial estará prohibida salvo las excepciones que imperaban hasta ahora. El uso de la mascarilla estará “altamente recomendado” en todas las fases y también en la “nueva normalidad”.

"Pequeños resquicios" fase a fase

La fase de preparación Fase 0, está ya en marcha, ha explicado Sánchez. Tras el ensayo general de la salida de los menores de 14 años este pasado domingo, el primer paso se dará este próximo 2 de mayo con la salida de adultos, que podrán practicar deporte de forma individual y paseos con convivientes, otra de esas palabras que se han colado en el vocabulario diario, junto a coronavirus, confinamiento o desescalada. 

En esta fase 0 se abren también “pequeños resquicios” a la actividad económica. Se trata de la etapa preparatoria en la que, además de las medidas de alivio comunes para todo el país, como la salida de menores, se facilitarán aperturas en la actividad económica.

A modo de ejemplo, esta fase permite la apertura de establecimientos con cita previa para la atención individual de los clientes o la apertura de restaurantes con servicio de comida para llevar sin consumo en el local. En el ámbito deportivo, se permitirán entrenamientos individuales de deportistas profesionales y federados y el entrenamiento básico de ligas profesionales. A lo largo de esta Fase 0 se intensificará la preparación de todos los locales públicos con señalización y medidas de protección para preparar el comienzo de la siguiente fase.  

Fase 1

La fase inicial o Fase 1, en la que desde el 4 de mayo estarán ya a modo de laboratorio las islas de Formentera, La Gomera, El Hierro y La Graciosa, todo va bien en términos epidemiológicos comenzará el 11 de mayo en el resto del país. E

A partir del 11 de mayo, en las provincias que cumplan los criterios, se permitirá el inicio parcial de ciertas actividades, principalmente comerciales y con horarios preferentes para mayores de 65 años.

En el sector de la restauración, la apertura de terrazas se limitará a una ocupación del 30% mientras que en hostelería, la apertura de hoteles y alojamientos turísticos excluirá zonas comunes y contará con restricciones. Al mismo tiempo, el sector agroalimentario y pesquero reanudará las actividades que mantenían restricciones.

Una excepción a esta apertura serán los centros comerciales, por implicar mayores aglomeraciones.

Los centros de culto deberán limitar a un tercio su aforo y en el ámbito deportivo se contempla la apertura de centros de alto rendimiento con medidas de higiene y protección reforzadas, aplicando turnos en lo posible, y también se permitirá el entrenamiento medio en ligas profesionales.

“Si hay que elegir entre la prudencia y el riesgo elegiremos la prudencia, ténganlo por seguro”. 

Fase 2

Si se cumplen las condiciones y los marcadores estipulados, en restauración, se abrirá el espacio interior de los locales de más de 70 m2, con una ocupación de 1/3 del aforo y garantías de separación y solo para servicio de mesas.

El curso escolar comenzará en septiembre con carácter general, salvo cuando se trate de ofrecer actividades de refuerzo, permitir la asistencia de escolares cuyos padres deban trabajar presencialmente o para celebrar la EBAU.

Igualmente, se prevé la reanudación de la caza y pesca deportiva y en cuanto al ocio y la cultura se reabrirán los cines, teatros, auditorios y espacios similares con butaca preasignada y una limitación de aforo de un tercio.

También serán posibles en esta fase las visitas a monumentos y otros equipamientos culturales como salas de exposiciones y salas de conferencias, con un tercio de su aforo habitual.

Se podrán celebrar los actos y espectáculos culturales de menos de 50 personas en lugares cerrados con un tercio de aforo; y si es al aire libre serán posibles cuando congreguen a menos de 400 personas, siempre y cuando sea sentado.

En esta fase los lugares de culto deberán limitar su aforo a la mitad.

La fase final, la última antes de la ansiada “nueva normalidad” que anuncia el Gobierno central, servirá para “flexibilizar” la movilidad.

Fase 3

En esta fase, la última hasta recuperar la Nueva Normalidad, una vez que se cumplan los marcadores requeridos, se flexibiliza la movilidad general, si bien se mantendrá la recomendación del uso de la mascarilla fuera del hogar y en los transportes públicos.

En el ámbito comercial se limitará el aforo a la mitad, fijando una distancia mínima de 2 metros, y en restauración se suavizarán algo más las restricciones de aforo y ocupación, si bien se mantienen estrictas condiciones de separación entre el público.

Como ya adelantó Sánchez en la comparecencia del pasado fin de semana, el proceso será “gradual, asimétrico, y diferenciado en función de los territorios y coordinado”. “Hay que trabajar codo con codo en este reto trascendental”, ha valorado, asegurando que se han tenido muy en cuenta experiencias en otros países, especialmente en el sudeste asiático y que siempre estaría condicionado por la evolución de la pandemia. “Si hay que elegir entre la prudencia y el riesgo elegiremos la prudencia, ténganlo por seguro”. 

La desescalada se desarrollará en cuatro fases hasta finales de junio, el primer paso el 11 de mayo