MALA COMPRA

Guerrero dice que llamó a 30 empresas, pero en 10 segundos en Google hubiera ahorrado 100.000€ en tapabocas

Guerrero dice que llamó a 30 empresas, pero en 10 segundos en Google hubiera ahorrado 100.000€ en tapabocas
Mascarillas compradas a una tienda de coches en El Cuervo por la Ciudad.
Mascarillas compradas a una tienda de coches en El Cuervo por la Ciudad.
Guerrero, que no aparece en todo el expediente del decreteo de emergencia que entre otras cosas, incluyó la compra de 400.000 mascarillas a una tienda de coches de El Cuervo de Sevilla a un precio por encima del de mercado, ha sido el encargado del Gobierno en dar explicaciones a preguntas de los periodistas

La coartada ofrecida este viernes por el consejero de Sanidad, Consumo y Gobernación, Javier Guerrero, para justificar la compra de 400.000 mascarillas quirúrgicas a un concesionario de coches en El Cuervo de Sevilla a 0,64 euros la unidad (muy por encima del precio de mercado) vía decreto de emergencia (firmado por el presidente y armado por su vicepresidenta Mabel Deu) se sostiene aproximadamente 10 segundos. Lo que cualquiera tarda en seguir su propio consejo de acudir al gran bazar de Internet, Amazon, y buscar mascarillas quirúrgicas del tipo IIR de tres capas.

“Hablaron de internet… Una de las páginas más buscadas es Amazon. En Amazon están a 0,96 euros, esto también se lo digo yo. ¡Ojo!, que no hemos dicho que estamos en Ceuta”, ha manifestado en una rueda de prensa ofrecida este viernes y en la que de motu proprio no ha ofrecido explicaciones sobre el asunto, pero sí ha respondido las preguntas de los periodistas. Pues bien, usted mismo puede hacer la prueba ahora, acuda a Amazon y ponga en su buscador mascarillas IIR. Efectivamente el primer resultado las ofrece a 0,96 euros, pero justo al lado ya salen por 0,50 euros la unidad. Comprando una única caja de 50 unidades, eso sí, no 8.000 cajas que es lo que requería el Gobierno, lo que hace pensar que el precio puede bajar lo suficiente como para compensar “el IPSI, el DUA y el transporte”, otros elementos en los que ha sostenido su decisión Guerrero.

Pero más aún, si uno abre el abanico y no se limita a Amazon y se va al buscador por excelencia, Google, en apenas otros 10 segundos da con dos empresas en las dos primeras posiciones de la búsqueda: Iberomask, que fabrica en España, las ofrece por 0,43 euros la unidad, 21 céntimos de euro más baratas que las compradas por la Ciudad, de nuevo para una sola caja de 50 unidades, también sin gastos adicionales, pero con una suculenta oferta de envío gratis en península para al menos mil unidades. La Ciudad buscaba comprar 400.000 unidades. Pero más interesante es aún la otra oferta que ofrece Google a menos de 20 euros la caja de 50 unidades (19,99€). Lo sirve Quirumed, una empresa dedicada a la venta de material sanitario y no de coches, como a la que finalmente le compró el Gobierno. Puede usted, de nuevo, hacer la prueba. Coloque en el formulario de compra la cantidad que necesita, en este caso 8.000 cajas de 50 unidades; elija provincia, en este caso Ceuta. Y ‘voilà’, le ofrecerá cada caja al increíble precio de 16,52 euros, 0,33 euros la unidad. Su pedido total saldrá por 132.160 euros. El Gobierno compró por 256.000 euros.

Veamos ahora, el transporte. La propia web advierte de que lo realizará hasta Ceuta la empresa Rehus y tiene un coste de 455,97 euros que hay que sumar a la factura total. Eso es 0,001 euros por mascarilla. Precio total 132.605,97 euros. Súmele DUA, y aún así verá que el Gobierno dedicando apenas 10 segundo más podría haberse ahorrado al menos 100.000 euros sólo en las mascarillas.

Son mascarillas quirúrgicas del tipo IIR, que es fundamentalmente en lo que ha basado Guerrero la defensa de la corrección de la compra realizada por el Gobierno.

gel desinfectante ciudad 630

“Las mascarillas básicas hay de dos tipos: la higiénica y luego está la quirúrgica, y luego se abre el abanico y están las quirúrgicas de tipo II, II y III y luego el tipo R. Nosotros pedimos quién nos podía facilitar la de IIR, que es la que te cubre de las salpicaduras, los escupitajos, que se nos olvide nunca que vamos a servir a muchos colegios que tienen niños especiales”, ha argumentado Guerrero.

Otros argumentos

A Guerrero le queda, eso sí, las otras cuestiones a las que ha aludido: que pudieran servir esa cantidad en un tiempo rápido y que no se incrementara por el DUA, el IPSI y el transporte. “Luego valoramos el precio y valoramos supuestamente toda la horquilla de concreción que había en el mercado. Teníamos que incluir el DUA, el IPSI, el transporte y queríamos una empresa que no tuviéramos que pagar nada, que todo estuviera incluido. Yo creo que lo conseguimos. Lo hicimos todo por decreto de emergencia. No fue una licitación porque una licitación de ese volumen sería terrible el tiempo que se hubiera demorado y nos basamos en tres puntos: uno fue la disponibilidad, que las empresas tuvieran esa mascarilla, este tipo de mascarilla y ese número de mascarillas, la economicidad, que estuviera dentro de la horquilla de los precios de las IIR puesto en Ceuta y sobre todo, la urgencia, y nos sirvieran dentro del plazo de antes de que empezara el colegio”, ha explicado Guerrero para corroborar que las mascarillas están aquí.

En 10 segundos en Google queda demostrado que la búsqueda de precio fue deficiente. Guerrero ha blandido incluso una factura de una farmacia local para defender que una mascarilla de este tipo se vende a 0,70 euros. Y ha aludido a una licitación puesta en marcha por Sanidad para comprar mascarillas quirúrgicas de tipo II, II y IIR, en el que el precio de salida es de 0,65 euros la unidad, un céntimo más caro que lo pagado por la Ciudad. Han concurrido 55 empresas, según Guerrero, lo normal es que al ser subasta el precio baje considerablemente, algo que ha reconocido el propio Guerrero: “Luego vendrán las bajas, las bajas temerarias y vendrá de todo”.

Y Guerrero, a diferencia de lo que hizo el propio Vivas, que echó la pelota a los técnicos en el Pleno, señalando directamente al jefe del servicio de prevención, ha defendido que él mismo se implicó en la búsqueda de una empresa que pudiera servir estos productos, haciendo hasta más de 30 llamadas a empresas, y a otras consejerías homólogas, como las de Andalucía y Extremadura.

El consejero ha vuelto a negar ningún vínculo, “al menos que yo sepa”, entre el Gobierno y la propia empresa agraciada, un concesionario de coches en El Cuervo de Sevilla. Y ha asegurado haber buscado también en Internet, donde la empresa que las vendió tiene la web en construcción. ¿Cómo se dio entonces con esta empresa durante el “barrido” que segura que hizo del mercado?

“Es una de tantas empresas que se han ofrecido a la Ciudad. A mí me llegan por todos lados empresas, le llegan hasta el presidente. Es una de las empresas que llegan a la Ciudad por este motivo; hacemos un barrido y una valoración, pero no buscamos, nos llegan empresas. Si le digo empresas que han llegado se asustaría”, ha sostenido.

nebulizador ciudad 630

Y es que Guerrero ha asegurado que para la compra se realizó un estudio de mercado, aunque no consta el mismo en el expediente. De hecho en el expediente no sale más que la oferta en forma de factura proforma de la empresa agraciada y otra oferta sólo para los jabones y el liquido desinfectante de una empresa local. Y eso es porque la búsqueda de la empresa, se hizo por teléfono, como ha explicado Guerrero, la hizo el mismo.

Sorprende que en buscar la empresa se haya involucrado el propio Guerrero de forma personal, a pesar de que no figure su firma en ningún punto del expediente del decreto de Emergencia o de que, como ha explicado para justificar su voto en contra en la Comisión Interterritorial de Sanidad de esta misma semana, dé tanta importancia al criterio de los técnicos. “A mí me gusta estar encima de todo, no de la compra, sino también cuando se cierra un local, cuando se multa… Por mi condición no me gusta pasar de todo. A mí me gusta saber qué se está haciendo y me gusta participar, esto era una cosa abierta, teníamos que hacerlo entre todos para poder valorar la compra”, ha justificado.

Eso sí también ha asegurado que fueron los técnicos los que “lo valoraron, vieron que estaba todo correcto, validaron las certificaciones de la empresa (tampoco aparecen en el expediente) y se compró todo. Lo tenemos todo en Ceuta y ahora mismo estamos esperando a que la Dirección Provincial de Educación, que es la que tiene que dar el paso, nos lo pida para repartir a los colegios. Nosotros estaremos ahí para dárselo”.

Y es que la compra viene motivada por atender las necesidades de material de protección y desinfección de los centros, dado que tras varias reuniones durante el mes de julio y agosto, el Gobierno entendió que el Ministerio de Educación no iba a responder en ese sentido y que sería la Ciudad, aún sin las competencias, quien iba a ser responsable de que en los centros docentes no faltara material. De ahí que la compra inicialmente prevista para dotar de almacén suficiente de cara a una segunda ola a los servicios propios de la Ciudad decidiera ampliarse a las cantidades finalmente adquiridas.

Javier Guerrero p

Y sobre la compra a una empresa de venta de coches y no una sanitaria, pues “muchas de las empresas que han colaborado desde el 14 de marzo a aquí son empresas de cuartos de baño (la primera a la que le compraron mascarillas y geles en el primer decreto de emergencia), de construcción; Doncel no es una empresa sanitaria, San Pablo, tampoco. En todos lados muchísimas empresas, muchos particulares que desde marzo han visto el negocio y se han lanzado a la aventura. Nosotros buscamos una empresa que está claro que nos aportaba todo lo que solicitamos, que estuvieran los tres puntos que pedíamos”, ha explicado Guerrero.

Esos tres puntos eran precio, disponibilidad y rapidez en la entrega. Guerrero cita a Doncel y San Pablo porque ambas figuran también agraciadas con compras en el primer decreto de emergencia de compra de material sanitario. Si bien Doncel, aunque no es sanitaria, vende equipos de protección para todo tipo de trabajos, en un sector con uno de los estándares de prevención de riesgo más elevados como es el de la construcción de manera especializada. Y eso fue lo que vendió en marzo a la Ciudad. San Pablo, tiene como una de sus líneas, la droguería, la cosmética y la perfumería y lo que el Gobierno le compró en marzo entra precisamente dentro de su línea de especialización: jabones y desinfectantes.

Guerrero dice que llamó a 30 empresas, pero en 10 segundos en Google hubiera ahorrado 100.000€ en tapabocas