TRANSMISIÓN DESCONTROLADA

Guerrero receta "responsabilidad" a los ceutíes ante la imposibilidad de confinar o cerrar colegios

Guerrero receta "responsabilidad" a los ceutíes ante la imposibilidad de confinar o cerrar colegios
Guerrero, este viernes, durante su comparecencia.
Guerrero, este viernes, durante su comparecencia.
El consejero de Sanidad asume que la COVID-19 está descontrolada en Ceuta, lamenta la negativa del Ministerio a permitir ya la reclusión en casa o el cierre de aulas y critica que "parte de los ceutíes ha optado por el coronavirus". El cierre perimetral de barrios choca con reticencias policiales y la clausura de actividades económicas no esenciales no se contempla, por lo que insiste en que es clave seguir a rajatabla las normas.

El consejero de Sanidad del Gobierno de Ceuta, Javier Guerrero, ha dado este viernes por descontrolada la pandemia en la ciudad."Hay una transmisión comunitaria sostenida y ya no hay casos índice: todo el mundo se contagia en todos los sitios y en todas las profesiones, así que, por mucho que queramos hacer rastreo, es imposible controlar a más de 2.000 personas cuando además los confinamientos muchas personas no los llevan a cabo como deberían", ha expuesto sin medias tintas.

"La velocidad de propagación del virus es muy importante y demuestra que existe esa propagación comunitaria y que no cumplimos las normas y los consejos... Hay una parte de la población", ha reprobado, "que ha optado por el coronavirus y parece que la pandemia no va con ella".

El Ejecutivo local querría cortar por lo sano ahora para intentar llegar a Navidad, una época del año en la que se mueve "el 30% de la economía de la ciudad", con un contexto más propicio para dar más margen de actividad comercial y social, pero el Ministerio de Sanidad le ha cortado las alas, como a Melilla o Asturias, que el miércoles se inclinaron también en el Consejo Interterritorial de Salud por recibir libertad para imponer de inmediato confinamientos domiciliarios.

La respuesta de Salvador Illa fue que, al menos de momento, no. Según Guerrero, el Gobierno central ni siquiera contempla que una medida tan drástica como la de primavera (o similar) incluya el cierre de centros educativos, por lo que ha reconocido que sería cuestionable una reclusión general ciudadana si, al mismo tiempo, 20.000 estudiantes y sus familias pueden seguir moviéndose a diario para ir y volver de las aulas.

"La incidencia acumulada de positivos en 14 días en Ceuta es de 942 pacientes por 100.000 habitantes, con lo que tenemos la cuarta más alta del país, pero parece que es muy fácil decir paciencia cuando tenemos una situación caótica", ha lamentado la contestación del Gobierno central a su petición de decisiones más drásticas.

"Quiero pedir a la juventud que use las mascarillas, que respete las normas de aglomeración de personas, y a sus padres que controlen que lo hacen. También a los barrios a que luchen por el cumplimiento de las medidas preventivas para evitar más muertes", ha reclamado Guerrero

La Ciudad anhela torcer la curva local de aumento de los contagiados y evitar el "colapso" del Hospital, drama por el que parece seguir temiendo más la Ciudad a la vista de la congestión "diaria y creciente" de Urgencias que el propio INGESA, para el que ha exigido también al Ministerio más recursos humanos y materiales.

Ni confinamiento de barrios ni cierre hostelero

Capada por el Ministerio su reivindicación de máximos, la Administración local también se está topando con problemas para adoptar otras medidas como el confinamiento de barriadas. Actualmente el Príncipe, Juan Carlos I y Los Rosales, según las fuentes consultadas por este medio, tienen las tasas de positivos más elevadas, pero en los sondeos realizados sobre la posibilidad de implementar un cierre perimetral de sus poblaciones (que "no se descarta", pero tampoco se baraja) han aparecido reparos de las Fuerzas de Seguridad.

Tampoco piensa el Ejecutivo seguir la senda de Melilla y cerrar la actividad económica no esencial. Es más, Guerrero ha "roto una lanza" por la hostelería o el transporte en helicóptero. "En bares o restaurantes solo se ha detectado un 0,38% de los positivos... La gente se contagia en cualquier lado, en familia, saludando por la calle...", ha advertido el consejero, reacio a "criminalizar" a ningún colectivo.

Si acaso, equipado con doble mascarilla para dar ejemplo, ha señalado a los jóvenes (y a sus familias) y ha apelado a la "responsabilidad" de todos. "Quiero pedir a la juventud que use las mascarillas, que respete las normas de aglomeración de personas, y a sus padres que controlen que lo hacen. También a los barrios a que luchen por el cumplimiento de las medidas preventivas para evitar más muertes porque esto es un problema de todos", ha destacado en su "reflexión" final.

Guerrero receta "responsabilidad" a los ceutíes ante la imposibilidad de confinar o cerrar colegios