NUEVAS LIMITACIONES

La hostelería volverá a pagar los platos rotos de la pandemia con restricciones de hasta el 30% de aforo

La hostelería volverá a pagar los platos rotos de la pandemia con restricciones de hasta el 30% de aforo
El consejero de Sanidad, este miércoles, durante su comparecencia.
El consejero de Sanidad, este miércoles, durante su comparecencia.  

La hostelería volverá a pagar los platos rotos por el incremento de contagios en los últimos días a pesar de que no haya evidencias de que dicho aumento se haya gestado en este sector. El consejero de Sanidad ha anunciado que entre las medidas que se han remitido al Ministerio se encuentra la reducción del aforo interior de este sector al 30 por ciento y en terrazas al 50. En cambio, las medidas para evitar el botellón son mucho más laxas, con el cierre de los comercios a las diez de la noche, cuando la mayor parte de las ventas de alcohol se realizan antes, y el cierre al tráfico del acceso a los montes también en horario nocturno.


La hostelería volverá a pagar los platos rotos de la pandemia en esta segunda ola. Si en la primera se veían obligados al cierre, ahora los negocios de este sector tendrán que reducir sus aforos al 30 por ciento en el interior y al 50 por ciento en terraza, tal y como ha anunciado este miércoles el consejero de Sanidad al ser interpelado por las medidas que se recogerán en el nuevo decreto de restricciones. Unas restricciones que, además, obligarán al cierre a las 12 de la noche. Esta reducción de aforos se suma a la medida ya anunciada de no permitir más de 6 personas no convivientes por mesa. Todo ello mientras que, de momento, no se han anunciado ni previsto medidas de ayudas económicas a la hostelería en esta segunda ola, a pesar de que representa entorno al 10% del empleo del sector privado de la ciudad.

En cambio, las limitaciones a la venta de alcohol en comercios y gasolineras no han sido tan duras, solo se limita la venta de alcohol desde 10 de la noche, a pesar de que la mayoría de las ventas para el botellón se producen entre las 8 y las 10 de la noche, ventas que se realizan en la mayor parte de los casos desde los comercios denominados chinos o gasolineras. Igualmente, las restricciones de acceso a los montes de la ciudad, con el planteado cierre al tráfico del acceso a los mismos, también se producirán solo en horario nocturno, unas medidas que parecen más bien un brindis al sol.

Estas medidas son fruto del encuentro mantenido durante el pasado domingo entre la Ciudad y la Delegación del Gobierno, momento en que se anunciaron restricciones aunque sin concretar cuáles. Según Guerrero, todas estas medidas tienen como objetivo evitar tener que confinar la ciudad.

El documento con las mismas ya ha sido remitido al Ministerio de Sanidad y, según Guerrero, estarán publicadas en las próximas 48 horas. Esta vez las medidas no pasarán a priori por el filtro del TSJA, sino que la consulta sobre su legalidad se realizará una vez publicado el decreto.

La hostelería volverá a pagar los platos rotos de la pandemia con restricciones de hasta el 30% de aforo