El Laboratorio de Salud Pública sube otro escalón en la acreditación de la calidad de sus servicios


El Laboratorio de Salud Pública sube otro escalón en la acreditación de la calidad de sus servicios

- Después de conseguir en 2011 la acreditación de la ENAC para aguas de baño, ahora logra ampliarla a los análisis de PH y conductividad de las de consumo

- El servicio que asegura que el agua suministrada y que las aguas de baño tienen un estado óptimo para su fin, realizó más de 24.000 ensayos solo en 2012

El Laboratorio de Salud Pública, perteneciente al Servicio de Sanidad Ambiental, que depende de la Consejería de Sanidad y Consumo, vuelve a recoger frutos del trabajo y esfuerzo para avanzar en el ámbito de las acreditaciones de calidad que otorga la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC). Tras conseguir, en julio de 2011, la acreditación para aguas de baño de acuerdo con los criterios recogidos en la norma UNE-EN-ISO/IEC 17025, ahora, además de mantener esa, la amplía a dos determinaciones analíticas en agua de consumo: las relativas a PH y conductividad.

La acreditación otorgada por la ENAC supone el reconocimiento de la competencia técnica de este Laboratorio de la Ciudad para la realización de ensayos en los sectores afectados y, para conseguirlo, el servicio ha estado sometido a la auditoría externa de esa entidad.

El Laboratorio lleva a cabo todos los análisis encaminados a asegurar que el suministro de agua posea la calidad necesaria para que su consumo no suponga ningún riesgo para la salud de los ciudadanos, así como las determinaciones de aguas de baño que permitan su uso para los bañistas sin riesgo para su salud.

Durante años, la Ciudad ha ido dotando al Laboratorio de medios personales y materiales que han permitido la consecución, mantenimiento y ampliación de los objetivos de calidad establecidos, todo ello destinado a mejorar la eficacia y fiabilidad de los servicios que el ciudadano recibe.

De hecho, desde 2003, el Laboratorio de Salud Pública posee la norma ISO 9001:2008 otorgada por la Asociación Nacional de Normalización (AENOR) para el control analítico de las aguas de consumo y de las aguas de baño, pero los avances técnicos existentes y las exigencias de calidad, cada vez mayores, han sido siempre acicate para aspirar a un mayor nivel de acreditación.

Así, en 2009, el Laboratorio se propuso acreditar sus procedimientos por la Norma 17.025 con la ENAC, cuya misión es generar confianza, en el mercado y en la sociedad en general, en relación con la competencia técnica de los organismos evaluados para contribuir a la seguridad y al bienestar de las personas, la calidad de los productos y servicios y la protección del medio ambiente.

 

El trabajo, en datos

El Laboratorio, lejos de conformarse con el propósito, ha avanzado de forma considerable en ese camino hasta conseguir en 2011 la acreditación para aguas de baño de la ENAC y, ahora, la referida a las determinaciones analíticas en agua de consumo de PH y conductividad.

Al margen del esfuerzo incontable por conseguir un servicio de mayor calidad, es posible traducir en datos el trabajo periódico que realiza el Laboratorio de Salud Pública de Sanidad Ambiental.

En 2012, este Laboratorio realizó 23.500 ensayos de aguas de consumo y 504 ensayos de aguas de baño, según ha recordado este domingo el Gabinete de Comunicación del Ejecutivo local en una nota a los medios de comunicación.

El Laboratorio de Salud Pública sube otro escalón en la acreditación de la calidad de sus servicios