‘Proteger tu salud está en tus manos’, recuerda Sanidad ante los calores estivales

‘Proteger tu salud está en tus manos’, recuerda Sanidad ante los calores estivales
Sanidad ha editado material informativo.

- La Consejería de Abdelhakim Abdeselam ha editado material informativo con las recomendaciones para prevenir los efectos de las altas temperaturas

- Incluye información y recomendaciones para la población en general y para los profesionales sanitarios en particular


La Consejería de Sanidad y Consumo ha activado la campaña ‘Proteger tu salud está en tus manos’ y la mantendrá en vigor hasta mediados de septiembre, como cada año, para recordar a la población cómo prevenir los efectos del exceso de temperatura, propósito que lleva a cabo con carteles, trípticos y abanicos de papel informativos. Las temperaturas umbrales establecidas para Ceuta son 22 grados de mínima y 33 de máxima.

Para contrarrestar consecuencias de posibles excesos fuera de esos umbrales, Sanidad consensua con INGESA, Delegación del Gobierno, Comandancia General y otros organismos e instituciones, como Cruz Roja y las residencias Nazaret y Nuestra Señora de África, un protocolo de actuación y prevención para llegar al máximo de población posible y estar coordinados en caso de que esos excesos de temperatura tengan alguna consecuencia efectiva.

En el ámbito de la prevención, cabe destacar todo el material editado. Recuerda, por ejemplo, que beber con frecuencia agua aun sin tener sed, comer de forma ligera y aumentar la ingesta de frutas y verduras, no realizar deporte ni trabajos pesados en los momentos de más calor, es decir, entre las 12.00 y las 16.00 horas, cuando, además, hay que evitar la exposición al sol; utilizar gorras, sombrillas y cremas protectoras con factor 30 o más y vigilar a los niños y ancianos, colectivos de riesgo principales, ayuda a disfrutar del verano de manera saludable.

La Consejería de Sanidad ha realizado un protocolo de medidas preventivas contra los efectos del exceso de temperatura para la salud y la campaña Proteger tu salud está en tus manos incluye las principales patologías asociadas a elevadas temperaturas y cómo actuar en cada caso. Además, señala que los mecanismos endógenos de producción de calor son la actividad muscular y las reacciones metabólicas y añade que, ya que estas últimas no se pueden controlar, hay que restringir al máximo lo primero.

 

Efectos concretos del exceso de temperatura en la salud

Los calambres, los golpes de calor y el agotamiento por culpa de las altas temperaturas son los casos específicos de patologías de las que advierten los trípticos editados por Sanidad, que explican cómo reconocer esas situaciones y cómo actuar ante ellas.

Ante los calambres, desde Sanidad y Consumo se recomienda descansar en un lugar fresco, hidratarse, ingerir alimentos ricos en sal, no realizar actividades extenuantes en varias horas y, si transcurrida una el dolor no se atenúa, buscar atención médica.

En caso de insolación, que se traduce en síntomas como pulso rápido, dolor de cabeza, mareos, náuseas e incluso pérdida de conocimiento, el consejo es buscar ayuda médica y enfriar al paciente mientras llega el auxilio llevándolo a una zona de sombra e incluso sumergiéndolo en una bañera con agua fría o envolviéndolo en una sábana mojada para conseguir el mismo propósito: reducir la temperatura corporal, que en una situación así puede ser muy elevada y llegar, incluso, a los 39,5 grados.

El agotamiento por calor, del que avisan una sudoración copiosa, palidez, calambres, mareo, descoordinación motora y cefalea, entre otros síntomas, hay que combatirlo con una rehidratación progresiva con bebidas refrescantes no alcohólicas, descanso en un ambiente con aire acondicionado y atención médica si, pasada una hora, el problema no remite.

 

Calor y medicamentos

La campaña ‘Proteger tu salud está en tus manos’ está dirigida a la ciudadanía en general y, en particular, a los profesionales sanitarios. Así, el material editado incluye información y consideraciones a tener en cuenta por estos.

Algunos medicamentos pueden agravar, indirectamente, los efectos negativos del exceso de calor sobre la salud, por lo que deberán ser considerados durante el análisis de los factores de riesgo de los pacientes, apuntan desde Sanidad y añaden: “En ningún caso está justificado considerar, en principio y sistemáticamente, la disminución o la suspensión de los medicamentos que puedan interaccionar con la adaptación del organismo al calor.

“La adaptación de cualquier tratamiento medicamentoso en curso debe ser considerada caso por caso, debiendo ser un acto razonado que ha de tener en cuenta como mínimo, la patología tratada, el estado de hidratación del paciente, el riesgo de síndrome de retirada y el riesgo de posibles efectos adversos”, advierte Sanidad en el apartado de información para un buen uso de los medicamentos que incluye el material informativo de la campaña ‘Proteger tu salud está en tus manos’.

Avisa, por otro lado, de que hay que recomendar a los pacientes que no consuman ningún medicamento sin previa prescripción o consejo médico; y recuerda el deber de notificar las sospechas de reacciones adversas a los medicamentos usando la tarjeta amarilla para la farmacovigilancia.

‘Proteger tu salud está en tus manos’, recuerda Sanidad ante los calores estivales