Sanidad aconseja no consumir agua del grifo si los aljibes no se han limpiado durante el último año

Sanidad aconseja no consumir agua del grifo si los aljibes no se han limpiado durante el último año
Benarroch, con cartel de concienciación.
Benarroch, con cartel de concienciación.

- Abdeselam y Benarroch advierten de la necesidad de controlar el estado de los depósitos particulares para evitar brotes de infección hídrica

- Los técnicos municipales se han encontrado con bidones que llevaban "20 y 30 años" sin revisarse


El consejero de Sanidad, Abdelhakim Abdeselam, y la responsable del departamento de Sanidad Ambiental, Rebeca Benarroch, han aprovechado este martes su visita al CEIP Juan Morejón para ofrecer una charla a sus alumnos en el marco del programa 'Contigo', un proyecto "informativo y de sensibilización para acercar a los ciudadanos los diferentes servicios de la Administración local", para advertir a los ceutíes del riesgo de olvidar la limpieza periódica que, al menos una vez al año, debe realizarse de los aljibes de las viviendas y edificios privados.

Abdeselam y Benarroch han explicado que en charlas como la ofrecida bajo el título 'Hoy soy agua, soy salud' se explica a los más jóvenes, para a través de ellos llegar también a sus padres, todo el trabajo que hay detrás del simple gesto de abrir el grifo y que salga agua con todas las condiciones higiénicas y sanitarias requeridas.

"El trabajo de la Ciudad Autónoma llega hasta la puerta de entrada de las casas con múltiples análisis, pero estamos apreciando que, quizá debido a la crisis económica, el número de exámenes que se realiza en las tuberías y aljibes interiores ha decrecido", ha advertido Benarroch, lo que en casos extremos puede dar pie a "brotes de infección hídrica".

No se trata, han aseverado, de exageraciones. Los técnicos municipales se han encontrado aljibes "con capas de barro increíbles que no se habían limpiado durante 20 ó 30 años cuando lo mínimo recomendable es que se revisen una vez cada doce meses.

"La recomendación, en caso de que esa limpieza no se efectúe, es encargar un análisis si el inmueble es propio o contactar con el presidente de la Comunidad de Propietarios para que se realice, ya que cuesta 60 euros", ha detallado Benarroch después de que en 2012 se localizasen "tres aljibes en diferentes puntos de la ciudad y distintos momentos del año" con problemas sanitarios.

Según los responsables de Sanidad, uno de los problemas más comunes es evitar el uso del aljibe salvo cuando se corta el suministro regular. "Aunque tengamos agua las 24 horas del día, el aljibe debe utilizarse para que renueve su contenido como mínimo una vez al día, sobre todo en verano", han alertado desde la Administración local, que se encarga de garantizar que el agua de la red general esté "en perfecto estado".

Además, la Consejería que dirige Abdeselam ha iniciado un programa de colaboración con las Asociaciones de Vecinos de las distintas barriadas en esta materia y mantiene un sistema de vigilancia "permanente" de las redes de todas las instalaciones públicas.

Sanidad aconseja no consumir agua del grifo si los aljibes no se han limpiado durante el último año