SATSE demanda más oferta de empleo público con plazas suficientes de fisioterapeutas


SATSE demanda más oferta de empleo público con plazas suficientes de fisioterapeutas

- Coincidiendo con la celebración, este miércoles, del Día Mundial de la Fisioterapia

- El sindicato exige al INGESA que incorpore a la plantilla orgánica del Hospital Universitario las dos plazas de Fisioterapia que llevan más de dos años contratadas por necesidades del servicio

- SATSE denuncia que las listas de espera en el Centro de Fisioterapia de Otero han aumentado de tres semanas a dos meses por el déficit de profesionales en esta categoría.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, insiste en la demanda, con motivo del Día Mundial de la Fisioterapia (mañana jueves 8 de septiembre), de que las administraciones sanitarias públicas reconozcan la importante labor que realizan los fisioterapeutas, y convoquen ofertas públicas de empleo con plazas suficientes para acabar con las enormes listas de espera existentes en la actualidad.

SATSE ha denunciado que el déficit de fisioterapeutas en las plantillas de los servicios públicos de salud es preocupante, al ser prácticamente inexistentes las convocatorias de Ofertas Públicas de Empleo para esta categoría sanitaria, con el agravante de que cuando se producen cuentan con muy pocas plazas, lo que conlleva que sea éste un colectivo con alto índice de precariedad laboral.

Una carencia que se repite en Ceuta y, por tanto, el INGESA también requiere de una ampliación del personal de Fisioterapia. En el caso del Hospital Universitario, existen dos plazas que la Administración está cubriendo por necesidades del servicio pese a que, al permanecer en esta situación durante un tiempo superior a los dos años, ambos puestos deberían de haber sido incluidos en la plantilla orgánica del Hospital. Por tanto, SATSE defiende que la Dirección General del INGESA tiene que aumentar las plazas en esta categoría profesional.

Ante esta lamentable realidad, la mayoría de fisioterapeutas están abocados a ejercer en el sector privado. Se da la circunstancia, además, de que muchos de ellos denuncian el hecho de ser contratados como “falsos autónomos”, es decir, como si fuesen trabajadores por cuenta ajena cuando en realidad están vinculados laboralmente a una empresa, lo que conlleva una pérdida de derechos laborales, apuntan desde el Sindicato de Enfermería.

La organización sindical recuerda que los fisioterapeutas son los profesionales sanitarios cualificados para el tratamiento de lesiones en el ejercicio físico y actúan tanto en la prevención de procesos, como en el mantenimiento y tratamiento de recuperación funcional en patologías y procesos crónicos. Su labor asistencial se extiende desde la infancia, los adultos y los ancianos, sin dejar de prestar atención a la dependencia. En este sentido, insiste en que, no solo se dedican al tratamiento de lesiones musculo-esqueléticas, sino que también su labor es fundamental en la terapia de problemas respiratorios, cardiovasculares, neurológicos y uro-ginecológicos, así como en el tratamiento preoperatorio y postoperatorio de trasplantes, entre otros.

Una atención y cuidados que, en la actualidad, no se ofrece a los usuarios del Sistema Nacional de Salud en condiciones óptimas por la escasez de profesionales, además de la falta de medios y de tiempo para poder ofrecer a sus pacientes una atención individualizada acorde a sus problemas de salud. Al respecto, la organización sindical subraya que “de todos son conocidas las casi interminables listas de espera existentes para ser atendidos por un fisioterapeuta en los centros públicos”.

Precisamente, en el Centro de Fisioterapia de Otero, esas listas de espera alcanzan las tres semanas habitualmente, un periodo que aumenta hasta superar los dos meses de demora en periodos vacacionales debido a que el INGESA no sustituye al personal cuando disfruta de sus permisos reglamentarios.

Este hecho hace prácticamente imposible que los fisioterapeutas puedan actuar en la prevención y se ve obligados a limitarse al mantenimiento y la recuperación de los pacientes, sin posibilidad de que este colectivo pueda dedicarse a evitar ciertas patologías en la población.

Este déficit de personal en el INGESA en Ceuta, y la demora que conlleva en la atención al paciente, provoca un incremento innecesario de los costes en la sanidad ceutí y, en definitiva, en las arcas públicas. Debido a las listas de espera, las bajas laborales de cualquier sector se pueden prolongar semanas a causa del número insuficiente de fisioterapeutas para atenderles en el INGESA.

De otro lado, SATSE denuncia que el intrusismo profesional existente en la actualidad perjudica a los profesionales, que durante cuatro años han cursado los correspondientes estudios universitarios, pero sobre todo a la población atendida por personas no cualificadas, ya que los servicios que se ofertan no cuentan con garantías, pueden suponer un fraude a la población e incluso provocar lesiones graves.

Por último, la organización sindical incide en el hecho de que, al mantener a las personas activas e independientes el mayor tiempo posible, así como actuar en la prevención de complicaciones de ciertas patologías, los fisioterapeutas contribuyen a reducir costes en el SNS, y demanda a las administraciones públicas que promuevan campañas y actuaciones de información y sensibilización entre los ciudadanos, para que estos profesionales cuenten con el reconocimiento social que se merecen.

SATSE demanda más oferta de empleo público con plazas suficientes de fisioterapeutas