DÍA MUNDIAL DE LA OBESIDAD

SATSE reclama hacer estructurales a las enfermeras en los colegios para luchar contra la obesidad

SATSE reclama hacer estructurales a las enfermeras en los colegios para luchar contra la obesidad
SATSE; curso de enfermera escolar
El sindicato ha impartido recientemente formación para enfermeras escolares./archivo

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha denunciado, con motivo del Día Mundial de la Obesidad, que las diferentes administraciones públicas no están posibilitando que las enfermeras y enfermeros realicen su labor de educación para la salud, tanto en los centros de salud como en los colegios e institutos, mientras que nuestro país tiene tasas de sobrepeso y obesidad cada vez más preocupantes.

SATSE subraya que, mientras todos los organismos e instituciones nacionales e internacionales coinciden en destacar la gravedad creciente de la obesidad como un problema de salud pública que afecta tanto adultos como cada vez más a los niños, niñas y jóvenes, las consejerías de Sanidad siguen sin apostar por la prevención, la educación para la salud y el fomento del autocuidado.

Sin ir más lejos los centros educativos de Ceuta cuentan con 16 enfermeras escolares para este curso académico, es decir, una profesional cada dos centros educativos. SATSE insiste en que la única forma de poder contar con una de estas profesionales en cada colegio e instituto pasa por que estas plazas sean estructurales, en concreto, en Atención Primaria del INGESA con destino en cada centro educativo. Esto permitiría disponer de este servicio en todos los cursos académicos y sin necesidad de cambiar de persona cada año.  La presencia de enfermeros en los centros educativos se entiende como capital para inculcar hábitos de vida saludables en el alumnado.

Pero el problema no es sólo de la ciudad, el déficit crónico y estructural de plantillas de enfermeras y enfermeros que sufren los centros de salud en todo el Estado no ha permitido la implantación generalizada de programas y actividades formativas e informativas sobre educación para la salud en el ámbito de la Atención Primaria, señalan desde la organización sindical.

Al respecto, desde SATSE se incide en que se da, además, la circunstancia de que muchos de los programas existentes con este objetivo han dejado de realizarse en los últimos tiempos al tener que volcarse los recursos existentes de enfermeras y enfermeros en la lucha contra la pandemia del Covid-19 (seguimiento, detección y atención a casos Covid-19, sucesivas campañas de vacunación…) 

“El imprescindible papel que debe jugar la Atención Primaria para lograr que cada persona cuide de su salud y se comprometa con ella, adoptando los hábitos de vida necesarios, se está perdiendo por la inacción y falta de interés de las administraciones públicas que siguen fomentando un modelo sanitario que prima la atención al enfermo antes que la prevención”, apuntan desde el sindicato.

De otro lado, SATSE también denuncia que casi cuatro de cada diez niños y adolescentes de nuestro país sufren sobrepeso u obesidad mientras que las distintas administraciones siguen sin implantar de manera generalizada la figura de la enfermera escolar para que promueva hábitos de alimentación, vida saludable y ejercicio físico que eviten este importante problema de salud.

SATSE subraya que distintos organismos internacionales y nacionales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), reflejan todos los años en sus informes estadísticos como España sigue siendo uno de los países con una población infantil y juvenil con mayores problemas de sobrepeso y obesidad al tiempo que defienden la necesidad de impulsar programas y actuaciones de educación y promoción de la salud en los centros educativos.

Además de atender las necesidades sanitarias y de cuidados del alumnado, las enfermeras y enfermeros pueden desarrollar una labor fundamental para la adquisición de hábitos saludables en niños, niñas y jóvenes, a través de actividades formativas, como talleres o seminarios, en los que les sensibilicen sobre los riesgos para su salud que conlleva, por ejemplo, la ingesta reiterada de alimentos y productos especialmente atractivos para los niños, niñas y jóvenes, como pizzas, hamburguesas y bollería industrial, o sobre la conveniencia de realizar alguna actividad física o práctica deportiva.

“Ante lo que la propia Organización Mundial de la Salud catalogó como la ‘epidemia del siglo XXI’, los responsables sanitarios de nuestro país no aprovechan el potencial transformador de las enfermeras y enfermeros para lograr una sociedad más consciente de la importancia de su salud y que adquiera hábitos de vida saludables que eviten la obesidad, entre otros problemas de salud”, concluyen.

SATSE reclama hacer estructurales a las enfermeras en los colegios para luchar contra la obesidad