SIN PROTECCIÓN

El Sindicato Médico de Ceuta denuncia al Ingesa ante el Juzgado de lo Social

El Sindicato Médico de Ceuta denuncia al Ingesa ante el Juzgado de lo Social
Denuncia
Denuncia  
El Sindicato Médico Profesional de Ceuta ha presentado la denuncia contra el Ingesa por considerar que los profesionales sanitarios no cuentan todavía con los materiales necesarios para su protección ante el COVID-19

El Sindicato Médico de Ceuta ha presentado una demanda en materia de prevención de riesgos laborales ante el Juzgado de lo Social de Ceuta contra el Ingesa. En el escrito; presentado por el letrado D. José Vázquez Ávila, con fecha 6 de mayo; el Sindicato Médico denuncia que desde el organismo local no se siguen las recomendaciones de la OMS y del Ministerio de Sanidad sobre el abastecimiento a “los profesionales sanitarios de todo un conjunto de medidas y elementos necesarios para que puedan realizar su trabajo en condiciones mínimas de seguridad y no verse así contagiados por los pacientes o aumentar el riesgo que los mismos sufren, evitando la propagación de la enfermedad”.

El Sindicato señala en la denuncia que el Ingesa ha cometido infracciones en materia de prevención de riesgos laborales en tres aspectos fundamentales: la falta de material suministrado para proteger la salud de los trabajadores sanitarios, la ausencia de test diagnósticos suficientes para los profesionales mencionados y la carencia de material informativo adecuado para prevenir el contagio. 

Sobre el material que debería suministrarse para proteger la salud de los profesionales sanitarios, el Sindicato Médico exige que se facilite al personal “en contacto estrecho con pacientes con probable exposición o confirmados (…) de los medios de protección de carácter colectivo y personal (…) permitiéndoles ejecutar su actividad en las mejores condiciones de seguridad”, como recoge la Ley de Prevención de Riesgos Laborales al reconocer el derecho del trabajador a “una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo” y el deber correlativo de la Administración “de protección de los trabajadores frente a los riesgos laborales”. En concreto, demandan equipos de protección individual (EPI) formados por batas y monos impermeables, mascarillas homologadas para uso en profesionales sanitarios, gafas y pantallas de protección. Además de lo ya indicado, piden también test diagnósticos (PCR y de Inmunoglobulinas con diferenciación entre Ig G e IgM), hisopos y contenedores grandes de residuos homologados conforme a las normas UNE.

En lo relativo al acceso de información y documentación preventiva en relación con la exposición al CoV-2, el Sindicato demanda que los profesionales dispongan de acceso a la información y documentación sobre medidas, procedimientos e instrucciones a seguir que les permita “tener un conocimiento real de la situación y puedan, además de las funciones de vigilancia y control, formular propuestas e iniciativas orientadas a una mejora de las condiciones de seguridad y salud en el actual contexto”. La falta de información lleva, según el organismo, a un “entorno organizativo caótico, (en el que) los protocolos se cambian constantemente y se van adaptando de forma improvisada a las existencias de material”. 

Además de señalar la situación de riesgo laboral en la que se encuentran los sanitarios, algo que los propios profesionales llevan denunciando desde el inicio de la pandemia, el Sindicato recuerda que ya se solicitaron medidas cautelarísimas el pasado 31 de marzo para que el Ingesa proveyera “con carácter urgente e inmediato, en el término de 24 horas, en todos los Centros Sanitarios (Hospital Universitario, Centros de Salud de Atención Primaria, SUAP y 061) de la ciudad de Ceuta, (de los materiales necesarios) para garantizar la salud y protección de los profesionales sanitarios”.

El Auto por el que se denegó dicha medida cautelar, fue recurrido en reposición por el Sindicato Médico, siendo desestimado el recurso mediante otro del 17 de abril de 2020. Pero hay un dato a destacar: en la impugnación del recurso que realizó el Ingesa, el Sindicato explica que el Ingesa incorporó “unos curiosos comunicados de personal de un centro de salud, todos de idéntica factura y fecha, con idéntico contenido y números de registro correlativos, que dan la sensación inequívoca de que fueron fabricados «ad hoc»”, para mostrar una apariencia de distribución generalizada de material.

También se expone en la demanda que a pesar de las explicaciones del Ingesa, en las que asegura que: “existe mucho más material pedido y pendiente de próximo suministro con la finalidad de tener suficientes existencias en caso de necesidad”, esas declaraciones son “totalmente insatisfactorias e indefinidas, impropias de una Administración Pública, que en lugar de emplear semejantes expresiones vacías de contenido, debería aportar a los representantes de sus propios trabajadores, los datos concretos de la compra, distribución y entrega de los Equipos de Protección Individuales y de realización de Test Diagnósticos a los profesionales, así como una mapa de distribución de los mismos”.

En la demanda, el Sindicato concluye que, tras la presentación de los datos, consideran que “queda debidamente acreditado que se está poniendo en grave riesgo la salud de los trabajadores de la sanidad y de los propios ciudadanos de Ceuta. Además, añade que son “absolutamente escépticos sobre que, realmente, el personal sanitario vaya a disponer alguna vez del material de protección necesario para realizar su trabajo con las debidas condiciones de seguridad, ni que se le vayan a realizar los test diagnósticos”.

Y por ello solicitan al juzgado que se declare la obligación del Ingesa de dar cumplimiento a la normativa vigente en materia de prevención de riesgos laborales,  condenando a la misma a dotar a sus profesionales sanitarios de forma continuada de los Equipos de Protección Individual (EPI), realizar test diagnósticos a todo el personal sanitario para conocer su situación inmunológica, entregar la documentación relacionada con la exposición al nuevo coronavirus (SARS CoV-2), y, en definitiva, implantar cuantas medidas sean necesarias para atender a los riesgos que sufren los profesionales sanitarios en sus puestos de trabajo, que la Ley 31/1995, de prevención de Riesgos Laborales obliga a la Administración. 

El Sindicato Médico Profesional de Ceuta quiere recordar públicamente que España ostenta la “escalofriante” cifra de 46.000 médicos, enfermeros y técnicos contagiados por COVID19 desde que empezó la crisis. El organismo señala que España mantiene la tasa de sanitarios contagiados más alta del mundo, un 20% del total nacional de infectados, mientras que en EEUU, China e Italia no superan el 10% del total. 

El Sindicato Médico comunica que seguirá luchando por el legítimo derecho del personal sanitario a trabajar seguros, para no contagiar ni a sus pacientes, ni a sus familias ni a ellos mismos.

El Sindicato Médico de Ceuta denuncia al Ingesa ante el Juzgado de lo Social