FALTA PERSONAL

El Sindicato Médico denuncia el abandono "total y reiterado" del 061 por parte del Ingesa

El Sindicato Médico denuncia el abandono "total y reiterado" del 061 por parte del Ingesa
Archivo
Archivo

Varios sanitarios del 061 han denunciado en diversas ocasiones ante el Sindicato Médico la falta de recursos, la escasez de la plantilla y la pasividad del Ingesa ante sus demandas durante más de 20 años

El Sindicato Médico de Ceuta asegura que el equipo del 061 está al límite. Como han denunciado en varias ocasiones los sanitarios, el Ingesa lleva 20 años haciendo oídos sordos a sus demandas y sin ofrecer mejoras a un personal que cada día atiende a más pacientes y cubre más servicios asistenciales. El Sindicato advierte que, ante la falta reiterada de refuerzo en todas las áreas de la salud locales, los sanitarios también tienen un límite y que la sanidad no puede mantenerse únicamente por el esfuerzo de los profesionales de la salud.

El Sindicato Médico, perteneciente a la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), denuncia que no es lógico ni admisible que el servicio del 061 cuente únicamente con dos unidades móviles para atender todas las urgencias y emergencias extrahospitalarias. Ni tampoco es normal que, ante las circunstancias excepcionales que estamos viviendo por el COVID-19, los profesionales no solo no se encuentren

respaldados por la Administración, sino que aseguren sentirse totalmente abandonados por los responsables desde hace años. Además, quiere recordar que a principios de este mes, el 061 llegó a quedarse con solo dos efectivos médicos operativos en plantilla, ya que el resto de los médicos estaba de baja, principalmente debido al contagio por COVID-19.

No obstante, los problemas en el área sanitaria de Ceuta, y en especial de este servicio, no son puntuales, según explica el Sindicato. El 061 lleva 20 años con los mismos recursos, sin refuerzo de material ni de plantilla, por lo que es una incidencia estructural que se hace más visible en el escenario actual. Esto, explica el organismo, se traduce en un sobreesfuerzo de los profesionales por mantener una calidad asistencial que no están apoyando desde el Ingesa.

En los 20 años de servicio, la plantilla se ha visto privada de una base definitiva y ha sido obligada a deambular de una sede a otra. Los profesionales de emergencias (médicos, enfermeros y técnicos sanitarios) han dormido, comido y convivido; durante las escasas horas del día y de la noche en las que no están atendiendo avisos; en el suelo de los despachos del Centro Coordinador de Urgencias, compartiendo hasta cuatro personas una consulta con literas en el SUAP o en otros lugares no habilitados adecuadamente.

A finales de 2011 se implantó como base el espacio destinado a la morgue del Hospital Universitario de Ceuta. Allí, el comedor es la sala de autopsias; los lugares donde se descansa son los habitáculos que estaban destinados a albergar los restos mortales para ser velados por familiares. El espacio no tiene ventilación y los trabajadores soportan temperaturas muy bajas que no se pueden modificar, puesto que tienen el objetivo de la conservación de los cadáveres. El Sindicato denuncia que, con independencia de la aversión particular que pueda sentir cada persona, estas instalacionesno están concebidas para albergar la base del 061, máxime cuando el Ministerio de Justicia está interesado en que el Instituto Anatómico Forense se aloje en dichas dependencias.

En 2017, la entonces ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, anunció en una visita a la ciudad autónoma sus planes para dotar al 061 de una base en el edificio de la Mutua de Otero, tras una reforma, con el objetivo de trasladar en el primer trimestre de 2019 a los profesionales del 061 y el SUAP. Actualmente, dicho traslado no se ha realizado y el Sindicato expresa que mientras esperan, los profesionales continúan en una base sin condiciones adecuadas para pernoctar durante cada guardia.

Los sanitarios aseguran que el servicio sigue arrastrando desde su creación las deficiencias que no puso remedio el acuerdo entre el Ingesa y las organizaciones sindicales en 2007, entre las que se cuentan problemas sobre organización, retribución, complementos salariales (peligrosidad, nocturnidad), movilidad de los facultativos,

igualdad de las condiciones laborales con el resto de servicios de emergencia nacionales o falta de profesionales, entre otros.

Todas estas incidencias han sido comunicadas en diversas ocasiones por los profesionales, y también por el Sindicato Médico de Ceuta, a los responsables del Ingesa. El 061, sin embargo, no ha recibido una respuesta efectiva, sino que desde sus inicios “viene padeciendo el total desprecio y despropósito por parte de los responsables de Madrid”, en palabras de la Comisión Permanente.

Por todo ello, el Sindicato quiere mostrar su apoyo absoluto al equipo del 061 y exigir al Ingesa que escuche a unos profesionales que son fundamentales para la atención sanitaria en Ceuta. El organismo local asegura que el Ingesa debe frenar su actitud pasiva y abrir los ojos ante la realidad de la sanidad local, con una situación que necesita arreglarse de forma urgente. Los profesionales del 061 merecen unas condiciones laborales dignas que les permitan realizar su trabajo de forma adecuada, consiguiendo con ello una asistencia de calidad para toda la ciudadanía ceutí.

El Sindicato Médico denuncia el abandono "total y reiterado" del 061 por parte del Ingesa