CERRADA POR CORONAVIRUS

Solo tres motoristas y ocho peatones cruzan la frontera desde Marruecos en las primeras horas del cierre

Solo tres motoristas y ocho peatones cruzan la frontera desde Marruecos en las primeras horas del cierre
Viajeros españoles muestran su pasaporte al lograr cruzar la frontera.
Viajeros españoles muestran su pasaporte al lograr cruzar la frontera.

Tres motos y ocho viajeros a pie. Es el exiguo saldo de este viernes en la frontera más transitada de África este viernes 13. Todos han logrado retornar a España con los preceptivos permisos del Consulado español.


A los tres motoristas, recién llegados desde Senegal en sus impresionantes máquinas para cruzar desiertos, les ha sonreído la suerte. Son los primeros que han logrado cruzar un desierto que no preveían: la frontera del Tarajal. Con ellos ocho viajeros, llegados a contrarreloj desde otro desierto, el de Merzouga, donde conocieron la noticia y desde donde han logrado venir en coche para cruzar a media mañana la frontera.

Ahora descansan en la rotonda del Tarajal, extenuados tras un viaje de doce horas hasta el Consulado, donde les recibió una pareja de agentes de la Policía Nacional tan desorientados como ellos, admiten. “No sabían nada”, explica Arturo, malagueño. A su lado, su compañero en el viaje organizado paradójicamente vuelve del aire limpio y libre de aglomeraciones de Merzouga a Vitoria, una de las capitales del coronavirus en España.

Asimismo se trabaja en la repatriación de dos autobuses con turistas españoles cuyos trámites se estaban realizando en el momento de la publicación de esta crónica.

Solo tres motoristas y ocho peatones cruzan la frontera desde Marruecos en las primeras horas del cierre