VACUNACIÓN

Todos los fallecidos por Covid e ingresados en UCI en la quinta ola estaban sin vacunar

Todos los fallecidos por Covid e ingresados en UCI en la quinta ola estaban sin vacunar
moderna vacuna
ARCHIVO

Solo el 20 por ciento de los ingresados en la planta Covid del Hospital está vacunado, una proporción muy similar a la media del resto del país.


Más de 53.000 ceutíes tienen ya al menos una dosis de la vacuna frente a la Covid-19, casi el 80 por ciento de la población objeto, que ronda las 71.000 personas. De ellos, 50.000 tienen ya la pauta completa, lo que supone un 70,7 por ciento de la población diana. Pero, aunque el avance de la campaña de vacunación es notable. quedan aún alrededor de 20.000 ceutíes que no tienen la vacuna. Entre esos ceutíes que pese a tener la posibilidad no se habían vacunado se contaban todos los fallecidos en esta quinta onda epidémica y todos los están ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Desde que empezara la quinta ola, que parece negarse a amainar, todos los fallecidos, seis, salvo una carecían de vacuna. Pero ese uno es caso aparte al tratarse de un paciente vacunado, sí, pero de avanzada edad y con gravísimas dolencias previas que no permiten extraer conclusiones por sus decisiones ni determinar la causa exacta de la muerte. El resto de los fallecidos había rehusado a vacunarse frente a la Covid. Y es ese el caso también de todos los que han pasado por la UCI desde que empezara a crecer esta quinta ola. 

Un problema que se extiende a la planta Covid del Hospital Universitario de Ceuta: solo dos de cada diez enfermos ingresados por coronavirus tiene la vacuna. Fuentes sanitarias explican que de ese 80 por ciento sin vacunar hay dos casos de pacientes que no tenían la pauta completa, el resto nada. Hace solo unos días en EEUU, donde el 99% de las muertes corresponden a no vacunados, el máximo responsable de la vigilancia epidemiológica, el ya famoso Anthony Fauci, resumió el sentir de todos: “Es muy triste y trágico que la mayoría de ellas eran evitables y prevenibles”.

Son muchos los estudios, antes y después de su puesta en marcha, que avalan la necesidad de vacunarse para poner freno a lo primeros estragos de la Covid y a los que estos negacionistas dieron la espalda. Una vacuna que no te hace impermeable al virus pero que te libra de sus peores consecuencias y evita en buena parte la hospitalización por complicaciones severas y, en último caso, protege el ingreso en la UCI y la muerte. 

El grupo de investigación de Biología Computacional y Sistemas Complejos de la UPC (Biocom-SC) estima que sin el efecto protector de las vacunas esta cifra de muertes se multiplicaría casi por 7. Por su parte, según datos del último Informe Epidemiológico del ISPLN de Navarra, en esta quinta la vacunación ha evitado el 80% de las hospitalizaciones, el 70% de los ingresos en UCI, el 89% de las defunciones y el 46% de los casos sintomáticos por COVID-19. Conclusiones que tienen su reflejo en los datos: un reciente estudio comparativo demuestra que con la vacuna se han registrado 10 veces menos muertos y un tercio de hospitalizados en esta oleada.

Pero, así y todo conviene no bajar la guardia. La vacunación está consiguiendo un impacto muy importante de prevención de casos, hospitalizaciones y muertes, pero mientras haya circulación del COVID-19 la vacunación ha de complementarse con otras medidas preventivas, como el uso de mascarilla.

Todos los fallecidos por Covid e ingresados en UCI en la quinta ola estaban sin vacunar