NUEVO DECRETO

Viajes a la península, restringidos y el toque de queda se adelanta a las 22 h. desde el lunes

Viajes a la península, restringidos y el toque de queda se adelanta a las 22 h. desde el lunes
vivas apaisada rueda
El presidente Vivas, que permanece confinado, ha firmado ya el nuevo decreto de restricciones./archivo

El Gobierno de la Ciudad ha decidido intensificar las medidas restrictivas para combatir la propagación de casos de la COVID-19, contagios que han ido en aumento en las últimas dos semanas, coincidiendo con el periodo navideño. El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha firmado un nuevo decreto, con efecto a partir de las 00.00 horas del próximo domingo, día 10, y con vigencia hasta la misma hora del 31 de enero, por el que se acaba con las excepciones del plan navideño, en cuanto a reuniones y movilidad con la península, y restringe la movilidad nocturna de la población entre las 22.00 y las 6.00 horas. 

Estas restricciones se han tomado de acuerdo a las consideraciones y recomendaciones del comité técnico que asesora al presidente de la Ciudad y teniendo en cuenta que se ha producido un empeoramiento significativo de la pandemia en Ceuta, que roza, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, de nuevo la situación de riesgo extremo (248 casos por 100.000 habitantes a 14 días), lo que significa duplicar los datos del 24 de diciembre. Previsiblemente se alcanzará ese riesgo extremo esta misma tarde con la próxima actualización de los datos del Ministerio de Sanidad, habida cuenta de los 22 nuevos positivos a sumar notificados ya por Ingesa este mediodía.

Es decir, una evolución "alarmante y una situación muy preocupante", según cita el Gobierno en el comunicado con el que ha anunciado este nuevo decreto de restricciones. Más aún si se toma en consideración el hecho de que todavía no se ha detectado, en su totalidad, el impacto que en la incidencia de la enfermedad tendrá el aumento de la movilidad y de los contactos sociales producido durante el periodo navideño y que derivará en un previsible incremento de la presión hospitalaria, en los próximos días y semanas (Sólo en las últimas 24 horas se ha incrementando en un 20 por ciento pasando de 10 a 12 pacientes hospitalizados), habida cuenta la antes referida evolución de la incidencia de la enfermedad en el conjunto de la población.

El decreto contempla las siguientes restricciones:

- Se limita la movilidad de las personas en la vía pública de 22.00 a 6.00 horas.

- Cierre perimetral de la ciudad, con entradas y salidas de Ceuta restringidas a los supuestos contemplados en el decreto de estado de alarma (obligaciones laborales, citas médicas, estudios y causas de fuerza mayor, entre otras)

- Las reuniones de personas están limitadas a un máximo de 4, salvo que se trate de convivientes. (Cómo hasta ahora)

- El aforo máximo permitido en los templos de culto es de un tercio de su capacidad y como máximo de 75 personas. (Como hasta ahora)

El Gobierno de la Ciudasd apela de nuevo a la responsabilidad y compromiso de los ciudadanos en el cumplimiento de las medidas de prevención higiénico sanitarias para revertir la situación y frenar la aparición de nuevos casos: uso de la mascarilla obligatoria, lavado de manos con frecuencia con jabón o gel hidroalcohólico, garantizar la distancia de seguridad con otras personas, maximizar las actividades al aire libre, mantener los espacios ventilados y la principal: ante la aparición de cualquier síntoma que pueda ser compatible con la COVID-19, hay que quedarse en casa. Estos síntomas pueden ser muy genéricos y pueden confundirse con un catarro, gripe o infección respiratoria, como tos, fiebre, dificultad para respirar, dolor de garganta, o más específicos como la pérdida del olfato y el gusto. 

Las nuevas restricciones puestas en marcha por el Gobierno vienen precedidas de la petición realizada por los expertos en esta misma línea. Una petición que encaja con las restricciones que ya demostraron su eficacia durante el mes de noviembre, cuando los expertos pidieron en realidad confinar la ciudad, algo que no sucedió por la negativa del Ministerio de Sanidad, y a pesar de lo cual se remontó la situación y se bajó la incidencia en apenas una semanas. Ninguna de las nuevas medidas planteadas afecta más a la hostelería salvo el adelanto del toque de queda en una hora de las 23 a las 22 horas, a pesar de la polémica desatada por uno de esos expertos, el jefe de prevención del Ingesa, Julián Domínguez, en donde acusó a la hostelería de haberse relajado y "creerse sus propias mentiras". Una acusación pública que no se ha concretado después en nuevas restricciones.

Viajes a la península, restringidos y el toque de queda se adelanta a las 22 h. desde el lunes