JUNTA DE PORTAVOCES

Vox aboga por mantener el toque de queda a las 23.00 horas para que la hostelería pueda seguir funcionando

Vox aboga por mantener el toque de queda a las 23.00 horas para que la hostelería pueda seguir funcionando
Verdejo Redondo
Carlos Verdejo y Juan Sergio Redondo en una imagen de archivo.

Vox Ceuta ha planteado en la Junta de Portavoces celebrada este lunes, que se mantenga el toque de queda a las 23.00 horas y que este no se reduzca, pese al constante aumento de casos que viene registrando Ceuta, con una incidencia acumulada por encima de los 340 casos por cien mil habitante, el segundo peor dato del país.

Ante las noticias que apuntan a que se cambiara a las 22.00 horas a partir del domingo, el portavoz del Grupo Parlamentario Vox, Carlos Verdejo, ha preguntado al Gobierno si tiene intención de modificar en los próximos días la hora límite para poder estar en la calle, mostrándose frontalmente en contra de esta posibilidad. Desde el Ejecutivo local han emplazado la misma a la recomendación del Comité de Expertos, que se reunirá el próximo miércoles. 

No obstante, para Vox Ceuta es posible mantener el toque de queda a las 23.00 horas, “ya que permitirá que la actividad hostelera siga funcionando a pesar de las restricciones sanitarias por la Covid-19”. Pero, eso, sí, con “un refuerzo en el control policial de las zonas de la ciudad donde se haya detectado que existe un mayor nivel de incumplimiento de las restricciones y en las que hay una mayor incidencia de la Covid-19”, propone como alternativa, sin señalar cuáles son esas zonas a las ue alude. Verdejo tan solo ha solicitado que se incremente la presencia de agentes en las zonas donde más sanciones se interponen.

Vox ha pedido que las reuniones de la Junta de Portavoces sean grabadas. Una opción ante la que el presidente del Ejecutivo local, Juan Vivas, ha mostrado su negativa señalando que, aunque es posible, no lo cree conveniente, ni es obligatorio, explican desde Vox.

Vox aboga por mantener el toque de queda a las 23.00 horas para que la hostelería pueda seguir funcionando