Un agente de la Policía Nacional recibe varias puñaladas cuando intentaba apresar a un ladrón


Un agente de la Policía Nacional recibe varias puñaladas cuando intentaba apresar a un ladrón

- El agredido está estable tras pasar por el quirófano del hospital Universitario

- El supuesto ladrón y agresor fue detenido instantes después

Una mujer que se encontraba alojada en el complejo rural Miguel de Luque rompió la paz y el silencio de la noche esta pasada madrugada del viernes al sábado con sus gritos. Alertaba de un robo. Otro huésped del complejo salió entonces con velocidad y oficio en su auxilio. Era un Policía Nacional que pasaba la noche en el alojamiento.

Alcanza a ver al supuesto ladrón e inicia en ese mismo instante un persecución. El ladrón sale corriendo en dirección al monte y el agente le da alcance. En ese momento el ladrón se revuelve y con un cuchillo le asesta varias puñaladas: en la mano, en los costados y una más peligrosa en el cuello que llega a poner en peligro su vida.

Para bien, el agente es atendido con rapidez y trasladado al Hospital Universitario en dónde es llevado a un quirófano. Tras una operación el agente se estabiliza y a última hora de la tarde del sábado ya había sido trasladado a planta para seguir ingresado hasta su total recuperación que se da por segura.

El ladrón logró huir tras la agresión, pero no mucho tiempo más. Finalmente con la colaboración de agentes de la Policía Local, según han confirmado fuentes gubernamentales, es reducido y detenido por la Policía Nacional que lo ha puesto a disposición judicial, sin que aún haya pasado por delante del juez de guardia.

Un agente de la Policía Nacional recibe varias puñaladas cuando intentaba apresar a un ladrón