INFORME

Catorce ceutíes cumplen condena por delitos contra la seguridad vial, una de las tasas más altas de España

Catorce ceutíes cumplen condena por delitos contra la seguridad vial, una de las tasas más altas de España
Archivo
Archivo  

Según los datos facilitados por el informe ‘Seguridad Vial y su incidencia en el ámbito penitenciario’ elaborado por el Ministerio de Interior, en el año 2019, había 14 ceutíes en prisión por delitos de tráfico, ocupando el puesto 22 de todas la provincias del país, pero con datos muy por encima poblaciones con una población muy superior, triplicando, por ejemplo las cifras de Barcelona o doblando los datos de Melilla o Gipuzkoa,lo que supone una de las tasas más altas del país.

La provincia de residencia más frecuente es Madrid (11,5% de los casos válidos), seguida de Málaga (5,7%), Sevilla (5,5%), A Coruña (5,4%) y Pontevedra (5,2%). En contraste, las provincias de residencia con menos personas condenadas por delitos contra la seguridad vial son: Ciudad Real (1,1%), Lugo (1,1%), La Rioja (0,9%), Guadalajara (0,8%), Guipúzcoa (0,8%), Zaragoza (0,8%), Burgos (0,7%), Salamanca (0,5%), Zamora (0,4%),Teruel (0,3%), Araba/Álava (0,2%), Cuenca (0,2%), Ávila (0,1%) y Segovia (0,1%). En el caso de Ceuta, el porcentaje de este tipo de presos está en el 1,2 por ciento, aunque si se comparan los datos acumulados en la última década se supera el 90 por ciento en la ciudad autónoma. 

El Ministerio Fiscal presentó en España 86.452 escritos de acusación por esa clase de delitos  en 2018 (artículos 379 a 385 del Código Penal), lo que supuso un 32% del total de los escritos de acusación que se presentaron por todos los delitos y que el número de sentencias dictadas fueron 89.264. Esa cifra equivale al 34% del total de las sentencias dictadas por todos los delitos.

 la evolución de este delito en el ámbito penitenciario ha sido muy distinta a la del conjunto de la población reclusa. Así en los últimos 10 años, la población penitenciaria ha experimentado un descenso del 23,5% y la población en prisión por los delitos relacionados con seguridad vial, como delito principal, ha experimentado un incremento del 16,4%.

A 31 de diciembre de 2009 la población total interna en los centros penitenciarios de la Administración General del Estado era de 65.548 personas. Las personas en prisión por delitos contra la seguridad vial como delito principal eran de 994. Diez años más tarde, a 31 de diciembre de 2019 la población en los centros penitenciarios era de 50.129 personas, de las cuales por delitos contra la seguridad vial como delito principal eran 1.159 (de estos, 877 siendo esta su una única responsabilidad). Sin embargo, hay más personas condenadas por este tipo delictivo: 3.383 tienen, además, otros delitos más relevantes como causa principal (mayor pena privativa de libertad). En total, 4.542 personas están en prisión con algún delito contra la seguridad vial, cumpliendo un total de 5.816 causas penadas por estos delitos. A estos se añaden 26 casos de homicidio imprudente de vehículo a motor, que están englobados en la tipología estadística del homicidio y sus formas. Se trata de 24 personas condenadas y dos en situación preventiva.

Los delitos contra la seguridad vial son cometidos con mayor frecuencia por personas de nacionalidad española. En concreto ocho de cada diez. La mitad, además, tienen una sola condena, aunque hay casos como el del individuo que acumula 22 condenas por delitos contra la seguridad vial.

Interior extrae una serie de conclusiones sobre el perfil de los delincuentes de tráfico: Las personas en prisión por delito principal contra la seguridad vial representaban el 2,3% de las 50.129; sn delitos cometidos mayoritariamente por hombres, más de la mitad está en prisión por conducción sin permiso de conducción o sin vigencia del mismo.

Cuanto más se avanza en edad van perdiendo peso los delitos conducción sin permiso o sin vigencia del mismo junto con conducción temeraria, en favor del resto de delitos. Son delitos que afectan a todas las edades en mayor o menor medida, sin que puedan vincularse exclusivamente a la variable juventud. La edad media es de 40 años (39,8). Casi nueve de cada diez personas tienen condenas inferiores a los tres años.

Una de cada diez personas penadas tiene cinco o más condenas. Una de cada dos tiene una sola condena.  La condena media es de 667 días (1,8 años). La provincia de residencia más frecuente es Madrid, Málaga, Sevilla, A Coruña y Pontevedra. Ocho de cada diez personas en prisión internadas son españoles. Parece existir una tendencia hacia dos perfiles distintos de personas que incumplen la normativa sobre seguridad vial, un grupo con escasa o ninguna carrera delictiva, frente a otro con una carrera delictiva más destacable. En este grupo el 61% de quienes están por el delito de conducción temeraria ya han tenido contacto con el sistema penitenciario entre los años 1998-2015 o anterior.

Delitos contra la seguridad vial

Catorce ceutíes cumplen condena por delitos contra la seguridad vial, una de las tasas más altas de España