CEAR denuncia tácticas de desinformación en Extranjería para reducir las peticiones de asilo


CEAR denuncia tácticas de desinformación en Extranjería para reducir las peticiones de asilo

- Pese a las sentencias que lo desmienten, la Oficina de Extranjeros y la Policía Nacional informan a los migrantes que no pueden viajar a la Península con la tarjeta de asilados

- Desde la apertura de la oficina de protección internacional en la frontera de Ceuta no se ha formalizado ninguna solicitud de asilo

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) denuncia en su informe anual el clima de desinformación y confusión propiciado por parte de la Oficina de Extranjeros y de la Policía Nacional entre los residentes del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta para desincentivar las peticiones de asilo.

“A pesar de las múltiples sentencias tanto de los juzgados de lo contencioso-administrativo de Ceuta, como del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y del Tribunal Superior de Justicia de Madrid”, señalan desde CEAR, ”desde los citados organismos públicos se sigue comunicando a las personas solicitantes que con la tarjeta de asilo no pueden viajar a Algeciras. En ocasiones, detalla CEAR, “incluso les señalan que deben quedarse en Ceuta durante toda la tramitación del procedimiento. Esta desinformación crea una enorme confusión y disuade de pedir protección internacional e incluso conduce a algunas personas a renunciar a su solicitud, denuncia CEAR en el capítulo sobre la Frontera Sur en su informe anual.

Una situación de bloqueo que se evidencia en el descenso notable en el número de traslados de residentes del CETI a la Península. “La sobreocupación del CETI fue la tónica general desde principios de 2015 y a 31 de diciembre acogía a 736 personas, principalmente procedentes de Guinea Conakry, Camerún y Argelia”, recuerda CEAR, “y a fines de 2015 hubo avances en relación con la derivación a la Península de solicitantes de asilo. Este traslado y la consiguiente libertad de movimiento, considera CEAR, “son imprescindibles para que las personas potenciales demandantes de protección internacional perciban que tal condición no conlleva un trato discriminatorio respecto a las que se encuentran en otra situación administrativa”. CEAR pone ejemplos concretos de los efectos disuasorios de esta “desinformación”: Hubo casos de mujeres de la República Centroafricana u originarias del norte de Malí que no la pidieron ante la ausencia de traslados a la Península durante una parte del pasado año.

A juicio de CEAR, es imprescindible incidir en la necesidad de exigir la corrección de la Instrucción Conjunta de la Secretaría de Estado de Seguridad y de la Subsecretaría del Ministerio del Interior en materia de información y documentación a facilitar a los solicitantes de protección internacional, de fecha 30 de junio de 20103 .

Capítulo aparte es la situación de la oficina de protección internacional de la frontera del Tarajal, donde, según datos de CEAR, no se ha formalizado ninguna solicitud de asilo.

CEAR denuncia tácticas de desinformación en Extranjería para reducir las peticiones de asilo