Detenido tras fingir y denunciar un falso asalto a tiros en el Príncipe para robar a su jefe


Detenido tras fingir y denunciar un falso asalto a tiros en el Príncipe para robar a su jefe

- H.Z.G. denunció a primera hora de la tarde del lunes de la semana pasada que dos encapuchados le habían disparado y arrebatado 15.000 euros de su empresa

- Los agentes desconfiaron desde el principio de su testimonio, que ya ha reconocido como falso, y le han imputado una simulación de delito y una apropiación indebida

La Policía Nacional de Ceuta ha tardado apenas una semana en desmontar la historia que montó H.Z.G. para intentar robar a su jefe. El individuo, que ya ha sido detenido, llamó a primera hora de la tarde del lunes de la semana pasada, 2 de junio, a la Jefatura para denunciar que habia sido objeto de un atraco por parte de dos indivíduos encapuchados que le habían disparado para sustraerle el dinero de su empresa que llevaba.

Los agentes se desplazaron al lugar de los hechos y los funcionarios especializados iniciaron las investigaciones al hilo del testimonio de la supuesta víctima, que atestiguó que cuando circulaba con su motocicleta por la Barriada Príncipe Alfonso había sido objeto de un robo con intimidación por parte de dos indivíduos encapuchados que le persiguieron en otra moto y que, "tras dispararle varias veces", le habían arrebatado 15.000 euros que llevaba y que eran propiedad de la empresa para la que trabajaba.

Los policías revisaron el área del presunto tiroteo y recogieron una vaina percutida y una bala deformada "que el propio denunciante dijo haber encontrado a escasos metros de la motocicleta".

Su versión despertó desde el principio las sospechas de los policías, según ha explicado este miércoles la Jefatura en un comunicado. Así, tras tomar varias declaraciones a testigos y al propietario de la empresa para la que trabajaba la víctima y del dinero, y a la luz de los resultados obtenidos tanto de la inspección ocular como del informe balístico, llegaron a la conclusión de que se trataba de una simulación de delito "con la finalidad de apropiarse del dinero".

Por ello se ha imputado al arrestado, de nacionalidad marroquí, una simulación de delito y una apropiación indebida. El individuo ya ha reconocido los hechos y ha devuelto 10.000 euros. La cantidad con la que intentaba hacerse "estaba siendo utilizada para pagar una deuda contraída con un vecino de Marruecos".

Detenido tras fingir y denunciar un falso asalto a tiros en el Príncipe para robar a su jefe