VISTA ORAL

Día 2 del juicio al ex profesor de Agustinos: Crónica de un déjà vu

Día 2 del juicio al ex profesor de Agustinos: Crónica de un déjà vu
El tribunal analiza una de las fotos que s epresentan como prueba
El tribunal analiza una de las fotos que s epresentan como prueba

La segunda jornada del juicio contra el ex profesor de Agustinos por hasta seis delitos relacionados con la corrupción de menores y la pornografía, prosiguió este martes con idéntica partitura que el primer día. Los mismos problemas técnicos, las mismas preguntas y las mismas respuestas que en la tarde del lunes. Hasta las mismas reprimendas del presidente de la Sala.

Hasta 15 testigos —muchos de ellos citados por las dos partes—todos chicos del grupo conocido como ‘los especiales’, todos salvo dos treintañeros, chavales de edades muy parecidas (nacidos entre 1999 y 2003), con la misma vestimenta, la misma complexión atlética y con testimonios tan similares que en ocasiones la vista parecía haber entrado en un bucle. Testimonios en los que, además, se repetía a menudo una cantinela: “No me acuerdo”. Una táctica que el presidente de la Sala, el juez Fernando Tesón, trató de atajar en varias ocasiones sin demasiado éxito.

Memoria selectiva

“¿Se ha hecho muchas fotos desnudo como para no acordarse de estas?”, llegó a preguntar Tesón durante el turno de preguntas de la Fiscalía. “Yo me acuerdo de todo desde que era niño y tengo 66”,advirtió el presidente de la Sala recordando que el testigo podría incurrir en un delito de falso testimonio castigado con penas de prisión. “No es falso testimonio, no me acuerdo”, se defendió uno de los testigos apercibidos

Un recordatorio de que están bajo juramento y por tanto obligados a decir “toda la verdad y nada más que la verdad" que se hace a todos los testigos al inicio de su declaración, pero que más de uno en esta vista ha debido escucharlo dos y hasta tres veces de boca del juez Tesón durante su declaración. “No me acuerdo y si no me acuerdo, no me acuerdo”, se excusó uno de los testigos a los que el presidente de la Sala afeó su conducta.

Más fallos técnicos

Y para cerrar el círculo no podían faltar los fallos técnicos, concretamente los informáticos. El sistema Minerva de gestión de datos volvió a hacer el día un poco más duro para la fiscal y la escasa calidad tanto del audio como del vídeo de las videoconferencias hizo aún mas farragosa la tarea de los interrogatorios, con repetidos cortes y problemas de conexión. Pero sobre todo con un sonido pésimo que dificultaba entender plenamente al testigo, al menos desde la bancada del público. 

La jornada entró a última hora de la tarde en su recta final, todavía con muchos peritos por delante, con la declaración del agente de la Guardia Civil que realizó el registro del domicilio y de sus dispositivos electrónicos y de almacenamiento. Declaraciones que, eso sí, mejoraron en la calidad de su audio, permitiendo seguir con más facilidad el testimonio y aligerando una sesión que, siendo larga, no llegó a la duración maratoniana de la primera.

A la vista del desarrollo del juicio y a la espera de si declara o no el acusado (en la fase de instrucción se acogió a su derecho a no declarar), todo apunta a que la vista puede prolongarse más allá de los tres días inicialmente previstos. Aunque la sala esta “toda la semana reservada para este juicio”, advierten fuentes judiciales.

Día 2 del juicio al ex profesor de Agustinos: Crónica de un déjà vu