DE 5 A 9 VIGILANTES

Doblan la vigilancia nocturna en el Hospital tras la entrada de dos encapuchados en su zona industrial

Doblan la vigilancia nocturna en el Hospital tras la entrada de dos encapuchados en su zona industrial
Mateos y Lopera, este lunes, durante su comparecencia.
Mateos y Lopera, este lunes, durante su comparecencia.  

La delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, y el director territorial del Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA), Jesús Lopera, han anunciado a primera hora de la tarde de este lunes el incremento inmediato de efectivos que se ha acordado introducir en el dispositivo de vigilancia nocturna del Hospital Universitario después de que durante esta madrugada se detectase la “intrusión” de dos “personas jóvenes” equipadas “con pasamontañas y encapuchadas” en la zona industrial del clínico, donde se encuentran los depósitos de distintos productos inflamables.

En rueda de prensa tanto Mateos como Lopera han dejado claro que no ha pasado “nada” pues “no se ha registrado ningún robo ni ningún incendio” y los intrusos solamente han podido acceder a “un pasillo cerrado”. “El hecho no es grave pero sí inusual y por eso vamos a tomar todas las medidas de seguridad que sean necesarias para tranquilidad de la ciudadanía”, han resumido.

De entrada, el plantel de cinco vigilantes de seguridad privada que hasta ahora se encargaba del Hospital en horario de noche será aumentado de forma inmediata a nueve operarios con dos vehículos para hacer rondas perimetrales. En la zona industrial, un vigilante se encargará específicamente de controlar la identidad personal y las matrículas de quienes accedan a ella.

En paralelo, el INGESA está analizando si será necesario aumentar la altura de su vallado y se ha acordado retirar con más asiduidad los desechos de cartón y palés que se acumulan en el exterior y que pudiesen servir de combustible por accidente o a propósito.

Hasta ahora los vigilantes se repartían por la zona de Urgencias, el control de pases, el aparcamiento y aledaños, un puesto móvil y el control de videovigilancia.

La delegada y el director territorial han detallado que a las 3.42 horas de la madrugada de este lunes este último operario, encargado de las “más de 200 cámaras de seguridad” del equipamiento sanitario, detectó a dos “encapuchados” que llevaban un objeto no concretado en las manos. Los dos individuos se escondieron momentáneamente y cuando emprendieron la huida uno perdió “un móvil o algo así” que pudo recuperar antes de continuar la fuga.

Los vigilantes alertaron a la Policía Nacional, ante la que los responsables del INGESA ya han tramitado la correspondiente denuncia sin querer entrar en más elucubraciones. “No tenemos nada tangible para pensar que iban a sustraer algo, a pernoctar o a cualquier otra actividad y eso tendrán que determinarlo los investigadores de las Fuerzas de Seguridad”, ha advertido Lopera, que ha precisado que también se están depurando las imágenes grabadas para apreciar detalles añadidos e identificar a los asaltantes.

Mateos ha justificado su rápida comparecencia ante los medios pese a que “no falta nada ni se ha producido nada” en la necesidad de “evitar que se genere ninguna alarma en la infraestructura más sensible de la ciudad”.

Doblan la vigilancia nocturna en el Hospital tras la entrada de dos encapuchados en su zona industrial