JUICIO

Don Alberto: “No reconozco la mayoría de los mensajes. No sé como llegaron esas fotos a mi ordenador”

Don Alberto: “No reconozco la mayoría de los mensajes. No sé como llegaron esas fotos a mi ordenador”
DonAlberto, durante la última sesión del juicio
DonAlberto, durante la última sesión del juicio
Visto para sentencia el juicio contra el ex profesor de San Agustín acusado de varios delitos relacionados con la pornografía infantil y la corrupción y abuso de menores

La última palabra del juicio la tuvo el acusado, A.D. ex docente de San Agustín, al que se considera responsable de hasta 14 delitos relacionados, entre otros, con abusos y corrupción de menores y pornografía infantil. Don Alberto, como lo conocen sus alumnos y buena parte de los ceutíes, quiso aprovechar el derecho a cerrar el juicio para negar la mayor. 

El ex profesor de educación física de San Agustín se acogió a la consabida fórmula del ‘no sé, no recuerdo, no me consta’ tantas veces usada en la historia de la Justicia. “No reconozco la mayoría de los mensajes de WhatsApp”, adujo el acusado en el último testimonio antes de cerrar la vista. “No sé como aparecieron en mi ordenador las fotos de X (el hijo de los denunciantes, cuyas imágenes fueron el detonante de la denuncia). Descubrí esas fotos cuando la Guardia Civil abrió el ordenador, yo mismo les di la clave sin dudar,”, añadió, argumentando que tal vez las hicieran los propios chavales con el iPad y las pasaran al ordenador. 

Y así, tras una última declaración de apenas un minuto, quedó visto para sentencia el juicio tras cerca de 40 horas de vista oral y una veintena de testimonios entre testigos, peritos y agentes implicados en la investigación. Un juicio en el que el ex docente se enfrenta a 14 delitos por tenencia y elaboración de pornografía infantil, corrupción de menores, abuso y agresión sexual a menores de 16 años, inducción a la prostitución de menores y ‘sexting’, el envío o petición de imágenes sexuales aprovechando la inexperiencia del menor.

Después de que se decretara un receso para comer, una vez finalizadas las declaraciones de un testigo cuyo testimonio no se grabó, tres agentes de la Guardia Civil y un perito informático citado por la defensa, las partes regresaron sin apenas tiempo para un aperitivo para rematar la vista con sus conclusiones. La defensa, como era de esperar, reclama la absolución de su cliente y pide la nulidad de las pruebas por irregularidades en su volcado. Mientras que el Ministerio Fiscal pide 66 años de cárcel por 14 delitos: 1 año por tenencia de pornografía infantil, 2 años por corrupción de menores continuada, 6 años por abuso sexual continuado a menor de 16 años, 37 años en total por cinco delitos de inducción a la prostitución a menores, 18 años por elaboración de pornografía infantil y 2 años por un delito continuado de ‘sexting’.

Más problemas técnicos

Pero lo que parecía solo el trámite final terminó alargándose hasta pasadas las nueve y media de la noche. Otras casi diez horas de vista trufadas de innumerables problemas técnicos con la grabación de la vista, que incluso obligaron a cambiar de sala hasta en dos ocasiones para poder grabar las conclusiones, para desesperación de la Mesa del Tribunal y de los escasos asistentes.

Ahora, con el cierre de la vista oral tan solo queda esperar al último capítulo del serial: la sentencia. Pero para eso habrá que tener paciencia. Según las partes consultadas, el fallo podría llegar “en el mes de febrero”.

Don Alberto: “No reconozco la mayoría de los mensajes. No sé como llegaron esas fotos a mi ordenador”