INVESTIGACIÓN ABIERTA

El extraño caso del ¿ladrón? ¿secuestrado? que se asomó al vacío subiéndose a un aire acondicionado

El extraño caso del ¿ladrón? ¿secuestrado? que se asomó al vacío subiéndose a un aire acondicionado
El rescatado en la fachada a una altura de cinco pisos ha sido auxiliado por los bomberos y la Policía ha abierto una investigación.

El ciudadano belga al que los bomberos rescataron el lunes en el patio interior del Edificio Baeza en riesgo de caer desde una quinta planta dice que no estaba robando ni quería quitarse la vida sino que había sido raptado. Algunas diligencias parecen corroborar su versión pero de momento ha quedado libre con cargos por robo en casa habitada.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Ceuta ha ordenado este sábado la puesta en libertad de hombre de nacionalidad belga que el pasado lunes fue rescatado a primera hora de la mañana por los bomberos del aparato exterior de aire acondicionado al que se había subido en el patio interior del Edificio Baeza a una altura de seis pisos.

Lo que en principio pareció un caso de robo, de posible intento de suicidio o de enajenación se ha ido complicando sin respuesta definitiva con el paso de los días.

Al final, la instructora del caso ha decidido dejarlo en libertad condicional con cargos de robo en casa habitada y seguir investigando.

Según las fuentes consultadas por Ceutaldia.com, el individuo ha declarado que no estaba robando ni quería quitarse la vida. Que en realidad estaba secuestrado porque un amigo suyo tiene "una deuda" con el propietario de la casa desde la que salió al vacío y que le encerraron en ella "hasta que pudiera pagarla".

De acuerdo con su relato, permaneció privado de libertad en esa casa y solo salía (por ejemplo, para sacar dinero y cargar su teléfono móvil con el fin de poder "tranquilizar a su esposa") en contadas ocasiones. Los investigadores han revisado cámaras de seguridad del entorno y, efectivamente, le han visto en ellas "acompañado por dos sujetos".

Supuestamente, en un descuido de sus captores logró zafarse y "la única solución" que vio fue subirse al aire acondicionado, donde vecinos del entorno oyeron sus gritos reclamando auxilio y presencia policial.

El propietario de la vivienda, presunto instigador del hipotético rapto, no ha sido localizado y, por lo tanto, no ha podido dar su versión. Su esposa alega que "no sabe dónde está" y tampoco a qué se dedica porque, además, están en pleno proceso de separación.

El extraño caso del ¿ladrón? ¿secuestrado? que se asomó al vacío subiéndose a un aire acondicionado