El Fiscal cree que la célula yihadista del Príncipe preparaba un atentado inminente


El Fiscal cree que la célula yihadista del Príncipe preparaba un atentado inminente

- El presunto terrorista que culpó a José Coronado de su detención pide una rebaja de la pena por un trastorno de ideas delirantes y otro de los acusados pide que se le absuelva por una discapacidad del 66 por ciento

- La Fiscalía mantiene su petición de doce años y medio de prisión para el presunto líder, Farid Mohamed Al Lal, y de diez años y medio para los otros cinco

El fiscal del juicio a los seis presuntos yihadistas que formaban la célula yihadista desarticulada en marzo de 2015 en el Príncipe asegura que la operación se precipitó al disponer de "indicios potentes" de que preparaban un atentado inminente en España.

El fiscal ha señalado que la interceptación de una conversación telefónica hizo que la operación se precipitara al registrar que el principal acusado recomendó a otro de los ceutíes que se sientan en el banquillo que guardara munición porque la iban a necesitar.En la operación que desembocó en su detención se les incautó una pistola y armas blancas aunque de las escuchas se desprende que tenían un zulo con todo el arsenal que no fue finalmente encontrado, ha subrayado la Fiscalía.

La Fiscalía mantiene su petición de doce años y medio de prisión para el presunto líder, Farid Mohamed Al Lal, y de diez años y medio para sus dos hermanos suyos y otro tanto, 10 años y medio, para la otra pareja de hermanos arrestada y para el sexto acusado. Todos acusados de tenencia ilícita de armas e integración en organización terrorista, siendo Al Lal. Por su parte las diferentes defensas han reclamado la absolución ante el tribunal de la Audiencia Nacional que juzga estos hechos.

En el caso de Farid Mohamded Al Lal, que en su declaración llegó a culpar de su detención a José Coronado, ha pedido una rebaja de la pena por sufrir un trastorno de ideas delirantes. Por su parte, otro de los acusados pide que se le aplique una eximente incompleta por sufrir una discapacidad del 66 por ciento.

El fiscal se ha opuesto a ambas peticiones al entender que se trata de una maniobra de distracción y el trastorno no está acreditado, como tampoco la discapacidad alegada por el otro acusado.

El fiscal, que ha relatado como el principal acusado se radicalizó en la cárcel de Salamanca y como rápidamente inició una actividad frenética en Facebook con todo tipo de mensajes islamistas, ha añadido además que la Policía encontró un vídeo en el que aparecen varios acusados entrenándose con cánticos con amenazas a los enemigos del Estado Islámico.

La defensa ha admitido que las expresiones usadas en las redes sociales y en los videos pueden ser criticables pero a su juicio están dentro del derecho a la libertad de expresión y que durante la vista Al-Lal se pronunció en contra de la de la yihad y de cualquier atentado. Negando incluso que fuera islamista pues ve porno en Internet.

La detención de la célula es, a juicio de su defensa, fruto de las presiones de Francia y Estados Unidos para que España realizara detenciones tras el ataque a Charlie Hebdó en París.

El Fiscal cree que la célula yihadista del Príncipe preparaba un atentado inminente