Fiscalía y defensa no aprecian "dolo" en la maestra del 'San Agustín' que no podía estar con 7 niños

Fiscalía y defensa no aprecian "dolo" en la maestra del 'San Agustín' que no podía estar con 7 niños
La maestra volvió a las dependencias del San Agustín para dar clase en Primaria el 22 de septiembre de 2015.

- El Ministerio Público cree que si hubo algún encuentro fue "fortuito" pero el abogado de la docente y ella misma niegan hasta esa posibilidad: "Yo jamás los he visto, jamás he coincidido"

- La acusación mantiene su petición de 8 meses de multa a 20 euros diarios al entender que A.G.R. (y el colegio) actuaron como si el auto de la Audiencia que le prohibía compartir espacio con varios pequeños "no existiera"

- La maestra trabajó varios meses para el centro fuera de sus instalaciones y al principio del curso pasado regresó cuando se revocó el veto a encontrarse a menos de 100 metros de las presuntas víctimas de maltrato


El Juzgado de lo Penal de Ceuta ha dejado este miércoles vistas para sentencia las actuaciones abiertas en octubre del año pasado contra una docente del Colegio San Agustín, A.G.R., por un presunto quebrantamiento de la orden de alejamiento que, desde el mes anterior, le vetaba compartir espacios en ese centros educativo con siete alumnos sobre los que podría haber incurrido en presuntos delitos de maltrato y contra la integridad moral, pieza que llegará a vista oral a finales de octubre.

La sesión de este miércoles, en audiencia pública pero con la toma de imágenes prescrita, ha concluido con la defensa y la Fiscalía solicitando la libre absolución de la acusada. Su abogado ha cuestionado la personación de la acusación particular sino también la vulneración del principio acusatorio, ha cuestionado la credibilidad de los testigos de la parte denunciante por exhibir incluso "animadversión" hacia la docente y no solo ha descartado que hubiese "encuentros casuales" entre pequeños y maestra (como sí ha admitido que pudiese ocurrir la Fiscalía, que igualmente no ha visto "voluntariedad de incumplimiento") sino que los ha querido desmentir rotundamente.

"No hubo ningún encuentro, ni siquiera fortuito, y si los niños accedieron alguna vez a un espacio común como el hall en el que estaba la acusada eso escapa a su esfera de dominio y, por tanto, excluye una conducta dolosa y no quiebra el principio de presunción de inocencia", ha argumentado el letrado de la encausada, que ha dicho seguir bajo tratamiento psicológico.

La acusación ha insistido en su petición de una condena de 8 meses de multa a razón de una cuota de 20 euros diarios en base a que, a su juicio, la docente obró "como si el auto de la Audiencia que le impedía estar en el mismo espacio que los niños no existiese" y señaló colateralmente también al colegio por actuar "minusvalorando" la relevancia de la resolución de la Audiencia Provincial que cambió la orden que le prohibía estar a menos de cien metros de los niños por otra menos extensa.

Tras ser acusada de someter a varios niños de tres años "a castigos severos y humillaciones que afectaban a su normal desarrollo” de forma "habitual", según el escrito de la Fiscalía para la causa principal, A.G.R. fue obligada a no acercarse a 100 metros de las presuntas víctimas y comenzó a trabajar para el 'San Agustín' sin ir a sus dependencias.

Cuando la Audiencia cambió las medidas cautelares, el colegio la devolvió a las aulas pero para dar clases de apoyo en Primaria, en un pasillo "separado". Supuestamente se le instó a entrar quince minutos después de los alumnos y a irse un cuarto de hora antes. "Yo jamás he visto a los niños y jamás he coincidido con ellos", ha afirmado la docente, que ha reconocido que solía usar la puerta principal, como el resto de la comunidad educativa, y ha explicitado que tras conocer de la denuncia formulada por quebrantar la orden de alejamiento pasó a incorporarse todavía más tarde, "a las 10.00 horas".

La madre denunciante ha testificado, sin embargo, que durante la primera semana de octubre del año pasado se topó con ella cuando dejaba o recogía a sus hijos "a diario", a veces entrando y a veces saliendo, y que tras alegar la Dirección del Colegio que no tenía tiempo para tratar el tema decidió acudir a la Policía. "El centro nunca me llamó para coordinar el cumplimiento de las medidas cautelares ni para nada de este tema", ha añadido, si bien asumió no haber apreciado nunca gestos directos de la maestra.

Otras dos madres de alumnos han secundado que vieron a A.G.R. durante esos días en varias ocasiones en el hall, en plena hora de entrada, e incluso en el patio donde se forman las filas "con todos los niños". En una ocasión, según una testigo, incluso haciendo ostentación de su presencia.

El conserje del colegio ha ratificado que la acusada iba a trabajar más tarde que sus compañeros y se iba antes pero ha declarado no haber estado presente nunca en una coincidencia de las partes. El director general del 'San Agustín', antes máximo responsable de Infantil y Primaria, Agustín Otazu, ha dicho saber que docente y niños "no podían estar en la misma aula ni en el patio u otros espacios comunes ni en actividades donde pudiesen coincidir como las fiestas" y ha añadido como novedad que tras la denuncia por quebrantamiento la maestra pasó a usar "la puerta lateral" del centro.

Otros dos progenitores han negado haber visto "nunca" a principios del pasado curso a A.G.R. en los "bulliciosos" momentos de entrada o salida del alumnado, si bien uno de ellos ha reconocido que solamente paraba el coche y se iba con sus vástagos.

Lea también:

- La docente del San Agustín encausada por maltrato, a juicio por quebrantar la orden de alejamiento

- Vivas dice que un presunto "garbanzo negro" no empaña los méritos del Colegio San Agustín

- La Fiscalía pide tres años de cárcel para la maestra del Colegio San Agustín acusada de maltrato

- Denuncian un presunto quebrantamiento de la orden de alejamiento de una maestra del 'San Agustín'

- Recogen firmas en defensa de la maestra del Colegio San Agustín que no puede acercarse a 7 alumnos

- Prohíben a una maestra del San Agustín acercarse a menos de 100 metros de varios alumnos de 3 años

Fiscalía y defensa no aprecian "dolo" en la maestra del 'San Agustín' que no podía estar con 7 niños