CON AVIONES ISLANDESES Y PORTUGUESES

La Guardia Civil intercepta 4,4 toneladas de hachís en aguas del Estrecho

La Guardia Civil intercepta 4,4 toneladas de hachís en aguas del Estrecho
Imagen cedida por la Guardia Civil.
Imagen cedida por la Guardia Civil.
Los hechos se iniciaron cuando un avión de los Guardacostas de Islandia que presta servicio dentro de la Operación Indalo, liderada por la Benemérita con apoyo de Frontex, observó, en el Mar de Alborán, dos embarcaciones que podrían estar dedicándose al tráfico ilícito de hachís desde el Norte de África hasta la Península. Los narcotraficantes lograron darse a la fuga abandonando la droga.

La Guardia Civil ha incautado en el marco de sus competencias de vigilancia y control del Estrecho 4,4 toneladas de hachís así como una embarcación semirrígida que transportaba los fardos. Los hechos se iniciaron, según ha explicado este sábado en un comunicado, cuando un avión de los Guardacostas de Islandia que presta servicio dentro de la Operación Indalo, liderada por la Benemérita con apoyo de Frontex, observó, en el Mar de Alborán, dos embarcaciones que podrían estar dedicándose al tráfico ilícito de hachís desde el Norte de África hasta la Península.

Posteriormente, otro avión de la Fuerza Aérea Portuguesa, también perteneciente a la Operación Indalo, detectó dos embarcaciones abarloadas, y una de ellas con fardos de hachís.

La Guardia Civil y más concretamente el Centro de Coordinación de Vigilancia Marítima (CECORVIGMAR) y el Centro Regional de Análisis e Inteligencia contra el Narcotráfico (CRAIN) coordinaban un operativo en el que participaban el Servicio Aéreo y el Servicio Marítimo de las Comandancias de Málaga y Ceuta.

Al llegar la Guardia Civil adonde se encontraban las embarcaciones observaron que en ambas había cuatro personas, estando una de las semirrígidas cargadas de fardos de arpillera.

lancha hachís

Los tripulantes de las semirrígidas al detectar la presencia de las patrulleras y, pensar que iban a ser interceptados, abandonaron rápidamente la nave cargada y se subieron a la que realizaba funciones de apoyo, logrando darse a la fuga.

La embarcación intervenida, de unos 13 metros de eslora, 4 de manga y provista de 3 potentes motores de 300 cv, fue trasladada a la base del Servicio Marítimo de Ceuta, donde se procedió a contabilizar el cargamento intervenido, resultando ser 115 fardos, que a falta del pesaje oficial, arroja un peso aproximado de 4,4 toneladas.

La Guardia Civil intercepta 4,4 toneladas de hachís en aguas del Estrecho