100 CAMPOS DE FÚTBOL

El incendio, ya perimetrado, ha calcinado unas 100 hectáreas de García Aldave

El incendio, ya perimetrado, ha calcinado unas 100 hectáreas de García Aldave
Imágenes de uno de los frentes del fuego durante la pasada madrugada.
La Policía ha abierto varias líneas de investigación, pero tendrá que esperar a que el incendio se extinga para que el SEPRONA pueda acceder a la zona y sacar conclusiones

El incendio que se desató sobre las 10 de la noche de este jueves en el entorno del Mirador de Isabel II ha calcinado ya unas 100 hectáreas, según las primeras estimaciones hechas públicas por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Ceuta. Las labores de extinción luchan ahora por controlar el fuego para que no sea el de mayor superficie quemada de siempre. De momento ya ha superado al que en julio de 2018 arrasó 73 hectáreas, también en García Aldave, pero en la zona de Cabrerizas y el Serrallo y se acerca en extensión arrasada al que en 1993 quemó más de cien hectáreas en la zona de Calamocarro.

Según la información facilitada por el Gobierno de la Ciudad, el incendio está ya perimetrado. Se mantiene el nivel de alerta 2 y se presta especial atención a los focos de El Pinar y el Mirador de Isabel II.

Desde que se alertó del fuego, se han movilizado más de 300 personas entre los servicios de emergencia de la Ciudad Autónoma de Ceuta y de Delegación del Gobierno, incluida la Comandancia General que ha activado a la Unidad Militar de Emergencias, a solicitud de la ciudad y ha desplegado 93 efectivos y 24 vehículos. La empresa Trace también ha puesto sus cubas a disposición de las labores de extinción.

Desde Comandancia General han detallado además que en esos efectivos se desplegó una sección de alta disponibilidad del Grupo de Regulares de Ceuta número 54, que se ha desplegado desde el inicio de la lucha contra el incendio en la zona del polvorín del Renegado. También ha participado en esas labores un grupo del Regimiento de Ingenieros número 7.

Cerca de 60 personas fueran desalojadas de sus casas en las zonas de barriada Postigo, la urbanización La Colina y las cabañas del complejo rural Miguel de Luque, que acogía a feligreses que participan en un encuentro religioso este fin de semana y que en gran parte han pasado la noche en el polideportivo de la Libertad, habilitado durante la madrugada para darles cobijo.

Afortunadamente, según el Gobierno de la Ciudad y por el momento no hay daños significativos en ninguna vivienda, ni tampoco hay herido alguno.

Los medios de apoyo aéreo, solicitados en la medianoche del jueves al viernes por el Gobierno de la Ciudad están desde primera hora de este viernes realizando constantes pasadas por la zona afectada contribuyendo en gran medida a mantener bajo control la situación y evitar que los focos activos sigan avanzando.

La causa del incendio sigue siendo materia especulativa, pero la Policía Nacional ha abierto varias líneas de investigación que podrían conducir a detenciones, según han confirmado desde la Delegación del Gobierno. Si bien, todo está muy en el aire, y la propia Delegación advierte que la competencia la tiene el SEPRONA que no podrá acceder a la zona del incendio hasta que el mismo se dé por extinguido para sacar conclusiones más claras.

El incendio, ya perimetrado, ha calcinado unas 100 hectáreas de García Aldave