EN LA CAUSA ABIERTA POR MDYC

El juez encarga a la Policía rastrear en los móviles de Redondo y Ruiz los grupos de Whatsapp islamófobos

El juez encarga a la Policía rastrear en los móviles de Redondo y Ruiz los grupos de Whatsapp islamófobos
Redondo y Gutiérrez
Redondo y Ruiz, durante un Pleno.

El titular del Juzgado de Instrucción número 5 que lleva la causa de los mensajes de Whatsapp divulgados hace un año con todo tipo de alusiones de tono islamófobo y xenófobo atribuidos a la cúpula de Vox en Ceuta y denunciados por el MDyC ha acordado requerir a Juan Sergio Redondo y Francisco José Ruiz sus teléfonos móviles "para proceder a su estudio por la fuerza actuante extrayendo sus datos y centrando el análisis en ver si alguno de los dos terminales sigue conservando o no dichos mensajes, si hay indicios de que hayan sido borrados y/o manipulados y quién o quiénes pudieron escribirlos y desde qué número de teléfono".

El auto dictado para aceptar la diligencia propuesta por la Fiscalía, que se encargará a la Policía Nacional, alerta a los dos diputados autonómicos de Vox de que "en caso de no dar cumplimiento a lo anterior de forma voluntaria podrán ser investigados asimismo por un delito de desobediencia a la autoridad judicial del artículo 556 del Código Penal".

Redondo y Ruiz declararon el pasado 10 de febrero como investigados por un presunto delito de odio y discriminación. Durante sus testificales, a lo largo de las cuales la secretaria judicial hizo un primer repaso de sus aplicaciones de mensajería instantánea, aseguraron "no saber nada de los mensajes" y "no recordar nada" para, acto seguido, volver a insistir "en su desconocimiento total acerca de aquellos mensajes".

Sin embargo, el juez sospecha que se pasaron haciéndose los suecos: "Al preguntar a la letrada de los investigados (a la par miembro igualmente de la Asamblea [Ana Belén Cifuentes] por dicho partido) quién era un tal 'Pachi' que aparecía en los mensajes, esta manifestó sin dudar que era Francisco José Ruiz, que se encontraba fuera esperando su turno para declarar. Sin embargo", refiere el magistrado, "a preguntas de su letrada, esta persona dijo no ser él".

"Si bien es cierto que el investigado puede dejar de contestar a las preguntas que desee, incluso mentir, lo anterior me induce a pensar que efectivamente uno de los autores podría ser dicho investigado", estima el instructor.

El MDyC denunció a la Fiscalía el contenido de los mensajes que Redondo, Ruiz y Merelo supuestamente se cruzaban con otros dirigentes de la formación ultraderechista repudiando la “mierda de Ceuta de las Cuatro Culturas” o la “islamización” de la ciudad y arremetiendo contra los “moros”. En los comentarios difundidos se podía leer que “la III Guerra Mundial tendrá que comenzar algún día. Y será contra el Islam” o que un ejemplo de lo “enferma” que están Ceuta y España es “que haya españoles que digan que tenemos que tragar moros por cojones”. También se advertía que “de momento” la “batalla” será “electoral”, aunque no verían “extraño” que “al final haya que combatir militarmente”.

El juez encarga a la Policía rastrear en los móviles de Redondo y Ruiz los grupos de Whatsapp islamófobos