CONDENA A WIZINK

La Justicia da la razón a un ceutí atrapado por una deuda que "parecía perpetua"

La Justicia da la razón a un ceutí atrapado por una deuda que "parecía perpetua"
juzgados 2
Imagen de archivo.
De todos los préstamos abusivos, los más sencillos de detectar son aquellos "en los que se paga una cuota fija y la deuda nunca baja, así como aquellos en los que el plazo parece extenderse hasta el infinito". Por ejemplo, "un cliente hizo un único gasto de 1.200 euros y llegó a pagar casi 4.000 sin haber terminado de pagar la deuda".

Un Juzgado de Ceuta ha dictado sentencia contra la entidad financiera Wizink, que ha sido condenada a devolver 24.000 euros y a cancelar la devolución de 12.000 euros a un ceutí que se creía ante una deuda "perpetua". El letrado Carlos Alonso-Hiecke interpuso demanda solicitando la nulidad del contrato tanto por ser usurario, es decir, por tener un tipo de interés totalmente desproporcionado, como por falta de transparencia.

"Ese tipo de contratos suele contener condiciones bastante oscuras que, en la práctica, hace prácticamente imposible pagar la deuda", ha explicado el bufete, que ha detallado que "el cliente venía arrastrando la deuda desde 1998, es decir, desde hace más de veinte años, y lo que es peor, que dicha deuda, conforme a dichas condiciones, iba a pasar a sus herederos".

El despacho ya ha obtenido varias sentencias estimatorias contra tarjetas y préstamos abusivos de multitud de entidades, no solo Wizink, en casos de intereses remuneratorios superiores al 4.000% TAE anual.

De todos los préstamos abusivos, los más sencillos de detectar son aquellos "en los que se paga una cuota fija y la deuda nunca baja, así como aquellos en los que el plazo parece extenderse hasta el infinito". Por ejemplo, "un cliente hizo un único gasto de 1.200 euros y llegó a pagar casi 4.000 sin haber terminado de pagar la deuda". Otro caso "sangrante" fue el de una persona que tras 15 años pagando "debía más dinero que el que le prestaron".

Actualmente el criterio mayoritario de los jueces es declarar nulos los préstamos con un tipo de interés superior al 20%, para el caso de las tarjetas revolving. En esos casos, la condena "es prácticamente automática, condenando al prestamista a devolver todo el dinero pagado que exceda el capital prestado, sin aplicar intereses ningunos, ni comisiones, seguros y otros gastos", según Alonso-Hiecke.

Los consumidores españoles se benefician de tener el régimen de protección a consumidores más proteccionista del mundo, así como el más antiguo. De hecho, la práctica totalidad de las sentencias se basan en la Ley de Represión de la Usura, también conocida como Ley Azcárate, de 1908.

No obstante, no solo los contratos de préstamo o de tarjetas con intereses excesivamente altos pueden ser anulados. De hecho, "es posible que un contrato con un tipo de interés relativamente bajo también sea abusivo, no por el tipo de interés, sino por las condiciones". Puede tener cláusulas que hagan que la deuda no se pague nunca, porque la cuota mensual va dirigida a pagar primero los seguros, después gastos y comisiones, posteriormente los intereses y finalmente el capital. En definitiva y en la práctica apenas se paga nada del capital prestado.

La Justicia da la razón a un ceutí atrapado por una deuda que "parecía perpetua"