PROTOCOLOS

Los médicos del Hospital alertaron al Juzgado del caso de presuntos abusos del CEIP Ramón y Cajal

Los médicos del Hospital alertaron al Juzgado del caso de presuntos abusos del CEIP Ramón y Cajal
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.

Los sanitarios de Loma Colmenar dieron la voz de alarma al Juzgado de Guardia siguiendo los protocolos establecidos tras revisar a una niña de 4 años que se había quejado en casa de dolores. Tras movilizar a forenses y Fiscalía, la Policía acabó deteniendo al docente interino que permanenece en prisión provisional incondicional desde el lunes.

La investigación sobre el caso de presuntos abusos sexuales a menores que mantiene desde el lunes a un maestro de Educación Física del CEIP Ramón y Cajal en prisión provisional incondicional no partió de las familias de las supuestas víctimas, sino que arrancó después de que, aplicando los protocolos establecidos, los profesionales sanitarios del Hospital diesen la voz de alarma al Juzgado de Guardia después de revisar a una niña de 4 años.

Tal y como han explicado distintas fuentes que han tenido conocimiento directo de las actuaciones, la pequeña se había quejado de dolores en casa con su abuela, que acudió con ella al clínico de Loma Colmenar. Allí, tras revisarla, los médicos alertaron al Juzgado de Guardia, que a su vez movilizó a personal forense y a la Fiscalía.

Los informes médicos evacuados y la declaración de la supuesta víctima condujeron, el 21 de febrero, al arresto de un docente interino del centro en el que está escolarizada, J.M.R.V., sobre el que se dictó orden de entrada en prisión sin fianza el pasado lunes. Este lunes volverá a declarar, esta vez ante el Juzgado de Instrucción número 1, que deberán ratificar o no su privación de libertad.

Las actuaciones judiciales, cuyo secreto de sumario ya se ha levantado, también han llevado a entrar en contacto con otra presunta víctima-testigo de los hechos de la misma edad a expensas del análisis del material intervenido por la Policía tras la detención del docente.

Sin cautelares en el CEIP Ciudad de Ceuta

El segundo maestro de Educación Física detenido durante los últimos días en la ciudad tras ser acusado de presuntos abusos sexuales sobre alumnas podrá volver a dar clase en el CEIP Ciudad de Ceuta salvo que él mismo pida no hacerlo o que el Juzgado adopte medidas cautelares a instancias de la acusación particular.
De momento, la instructora de la causa acordó anteayer dejarle en libertad con cargos, es decir, con el caso abierto y el funcionario en situación de investigado, pero sin ninguna medida cautelar.

En esa coyuntura, la Administración considera que está incapacitada para ir más allá que la propia Justicia para dictar una separación provisional del servicio como la que sí impuso la Subsecretaría de Estado para el docente sobre el que se ordenó prisión incondicional.

Los médicos del Hospital alertaron al Juzgado del caso de presuntos abusos del CEIP Ramón y Cajal