CRISIS MIGRATORIA

Noche “relativamente tranquila” en la frontera, sin nuevas entradas

Noche “relativamente tranquila” en la frontera, sin nuevas entradas
Devoluciones-2
Un grupo de migrantes hacen fila antes de iniciar el camino de regreso al otro lado de la frontera.

Alrededor de 30 personas resistían encaramadas al espigón de Benzú, mientras al otro lado de Ceuta, en el paso fronterizo del Tarajal, los gases lacrimógenos de la policía marroquí dispersaban a quienes aún perseveraban en su intento de cruzar a Ceuta. Tras 48 horas de caos, con más de 8.000 entradas, , las fronteras de Ceuta con Marruecos han vivido una noche de “relativa tranquilidad”, aunque ni mucho menos de normalidad, con los carros de combate de la Legión custodiando tierra de nadie.

No se han producido nuevas entradas, según aseguran fuentes de Delegación de Gobierno, y la zona recupera la calma, mientras, desde la nave que sirve de albergue a inmigrantes en el polígono del Tarajal, iban saliendo, en fila india, vigilados por un legionario, los inmigrantes que Interior está devolviendo a Marruecos.

Según estos cálculos, de las 8.000 personas que habrían entrado en Ceuta desde el lunes, según las cifras oficiales, más de la mitad han sido ya devueltas a Marruecos, según el Ministerio del Interior, que no da detalles del procedimiento que ampararía esas devoluciones. Interior precisó a través de un comunicado que «las autoridades españolas y marroquíes acordaron recientemente la devolución a Marruecos de los ciudadanos de ese país que accediesen a nado, en un procedimiento pactado por ambos Estados».

Noche “relativamente tranquila” en la frontera, sin nuevas entradas